Castilla y León
CASTILLA Y LEÓN
Palencia registrará ADN canino para mantener limpia la ciudad
El Ayuntamiento de Palencia quiere endurecer la ordenanza para obligar a los dueños de perros a que recojar las heces
Un hombre recoge los excrementos de su perro en el Paseo Victorio Macho. (Foto: M. de la Fuente)
Un hombre recoge los excrementos de su perro en el Paseo Victorio Macho. (Foto: M. de la Fuente)
Pilar Rojo
28/02/2016 (19:17 horas)
Vote 
Resultado 3.5 puntos3.5 puntos3.5 puntos3.5 puntos3.5 puntos (8 votos)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
«La presencia de detritos caninos en las calles genera cada vez más quejas de los vecinos de todas las zonas de la ciudad. Es una cuestión no solo estética, de imagen de las calles, sino que también provoca mucho malestar en los vecinos». El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Palencia, Juan Antonio Marcos, explicó así su intención de aplicar nuevas medidas punitivas para obligar a los propietarios de los animales a recoger los excrementos.

El proyecto será presentado en el próximo Consejo de Medio Ambiente y ya funciona con éxito en otras ciudades del país, donde se ha traducido en una mejora de la imagen de la ciudad.

La idea inicial del Ayuntamiento es crear un registro, con los datos del ADN de todos los perros censados en la capital (en torno a 5.700 en la actualidad) y vincularlos al microchip que llevan todos los animales. «Cada vez que se encuentren excrementos en las calles que no hayan sido recogidos, se realiza un análisis y al momento se sabe a qué animal corresponden, por lo que se podrá sancionar a sus dueños. Quizás sea una buena fórmula para poder convencer a los propietarios de los animales de la necesidad de mantener limpia la ciudad y de tener en cuenta unas normas mínimas de urbanidad», explicó el edil.

Juan Antonio Marcos aclaró también que la demanda de garantizar una ordenanza más punitivas con los propietarios de animales que no recogen los restos en las calles no procede solo de los vecinos, sino también de otros grupos políticos, que consideran necesario revisar y endurecer la ordenanza.

La ordenanza municipal que está actualmente en vigor ya tiene reguladas las sanciones para quienes no recogían los excrementos, aunque ahora mismo resulta imposible identificar a los dueños a no ser que sean pillados ‘in situ’.

No obstante, el concejal de Medio Ambiente ha destacado que no son mayoría quienes funcionan con esta conducta reprochable, aunque las consecuencias son muy negativas tanto para el aspecto de la ciudad como para el resto de los vecinos. «Es un problema de falta de responsabilidad, y aunque la mayoría lo hace bien, hay que actuar contra quienes no lo hacen así», agregó.

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 3.5 puntos3.5 puntos3.5 puntos3.5 puntos3.5 puntos (8 votos)