Castilla y León
CASTILLA Y LEÓN
'NO' al cementerio nuclear
Cerca de 2.000 personas se citan en Valladolid para rechazar el “regalo envenenado” del cementerio nuclear en Castilla y León
César Combarros
11/04/2010 (14:16 horas)
Vote 
Resultado 3.6 puntos3.6 puntos3.6 puntos3.6 puntos3.6 puntos (14 votos)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Alrededor de 2.000 personas, convocadas por las tres plataformas antinucleares de Castilla y León, ocuparon hoy la Acera Recoletos de Valladolid para iniciar desde la Plaza de Colón una marcha pacífica hasta la Plaza Mayor de la ciudad. El recorrido, que se prolongó por espacio de una hora, con más de medio centenar de colectivos representados, atravesó la calle Santiago antes de que el escritor Gustavo Martín Garzo leyera un comunicado de los participantes, en el que rechazaba el “regalo envenenado” que supondría el ATC para la Comunidad.

Una pareja de burros portando falsos bidones con residuos radioactivos, numerosos ‘operarios’ de centrales nucleares, falsos entierros del ‘difunto’ futuro de Castilla y León con sus correspondientes plañideras de luto rezando por el fallecido, redoble de tambores y música de réquiem fueron algunas de las puestas en escena que acompañaron a los manifestantes, que portaban infinidad de pancartas con lemas como ‘Muchos afectados, ningún consultado’, ‘Viva la vida’ o ‘Mi pueblo no es un basurero nuclear’, ‘Pondremos el cementerio cuando la energía nuclear haya muerto’, y cánticos como “Más palomares, y menos nucleares”, “Más cultura y menos basura” o “no queremos basura nuclear”, entonados por los asistentes. La Asociación para el Desarrollo Integral de Valdivia (Adipal), Ecologistas en Acción, Greenpeace, Izquierda Anticapitalista, CGT, IU o el PCPE han sido algunos de los colectivos participantes.

Según explicó Martín Garzo, “si no hay ningún peligro y el cementerio nuclear va a traer a prosperidad, no sé por qué los altos ejecutivos de las grandes empresas de energía no ponen esta planta al lado de las urbanizaciones donde viven o de sus campos de golf, y porque buscan pueblos perdidos para instalarlos”. Además, reclamó una “postura firme” del Gobierno regional rechazando la instalación que hasta el momento, en su opinión, no se ha producido.

“Estas plantas conllevan un peligro obvio: ha habido muchos accidentes a lo largo del tiempo y hay muchos estudios epidemiológicos que demuestran que la incidencia del cáncer en la zona donde se instalan es mucho mayor. Por otra parte los residuos radioactivos se mantienen vivos durante miles de años, por lo tanto ésta es una decisión que no sólo nos compromete a nosotros, sino a nuestros hijos, nietos y bisnietos, muchas generaciones venideras”, apuntó el escritor.

En su opinión, “nuestra región es una Comunidad económicamente deprimida, pero ésa es una salida falsa. La salida es apoyar lo que tenemos, el turismo rural, nuestro patrimonio natural y cultural, apoyar una agricultura y ganadería de calidad, industrias de economía sostenible y las energías renovables. La energía nuclear no es necesaria en este momento y es muy cara en relación a lo que se dice”.

La manifestación congregó a cerca de 2.000 personas. (Foto: Rubén Cacho)

Adiós al turismo rural

Garzo, que encabezada la manifestación con la primera de decenas de pancartas exhibidas, apuntó que el futuro de pueblos como Santervás de Campos o Melgar de Arriba, que optan a albergar el ATC, pasa por el turismo rural. “La gente nos visita para contemplar unos paisajes naturales realmente hermosos, con pueblos preciosos, llenos de templos magníficos y una gastronomía boyante. Yo imagino que cualquier viajero que antes se acercaba gustosamente para respirar aire puro y consumir productos ecológicos y sanos, al ver que ahí hay residuos radioactivos, se pensarán dos veces la visita. Yo personalmente lo haría”, sentenció.

Entre los asistentes se encontraban varios representantes del PSCyL como la portavoz del Grupo Socialista en las Cortes, Ana Redondo; o el secretario del PSOE de Valladolid, Mario Bedera. Este último, aseguró que los socialistas no están en contra del ATC, “ya que se trata de un mandato parlamentario que habrá que cumplir”, sino de que se instale en Castilla y León.

“Ésta es una región desnuclearizada. El PSOE apostó porque Garoña cerrara en 2013, y sería una auténtica contradicción que trajéramos aquí el almacén. Todavía está por ver que genere riqueza, y tememos que se produzca todo lo contrario: estamos apostando por un turismo ecológico, de naturaleza, cuestiones que tienen que ver con el ámbito alimentario y nos lo vamos a cargar todo. Además separar los residuos tantos kilómetros del lugar donde se producen nos parece un auténtico atropello. No entendemos que la Junta y la Diputación miren para otro lado, cuando otras como León o Palencia ya se han manifestado en contra”, argumentó.

Un instante de la manifestación celebrada en Valladolid. (Foto: Rubén Cacho)

El portavoz de la Plataforma Antinuclear Tierra de Campos Viva, Juan Carlos Flores, señaló la satisfacción de los convocantes ante la respuesta conseguida, y aseguró que hoy lograron “una representación muy importante”. Asimismo, representantes de la localidad soriana de Torrubia (que también figura en la lista de candidatos del Ministerio de Industria) como Visitación Martínez apuntaron que el cementerio nuclear “va en contra del modelo de desarrollo que se ha implantado durante décadas en la región”, antes de añadir que “si es peligroso para Soria también lo es para Palencia y Valladolid, y para el resto de comunidades”.

Por otra parte, la representante de la plataforma antinuclear Norte de Palencia, Josefina Fraile, aseguró que harán “lo que haga falta” para evitar “el atropello” que supondría la instalación del ATC en Castilla y León. “Haremos cuanto sea necesario para que la Junta y las diputaciones que no se han manifestado pierdan todos los votos posibles, porque este asunto se está abordando en función de posibles beneficios económicos y esto es totalmente inaceptable. Hay criterios técnicos que tienen que primar sobre el resto”, sentenció.

Además, se congratuló del resultado de la reunión celebrada ayer en Madrid entre la totalidad de las plataformas antinucleares de todo el país, al que asistieron 47 representantes. “Lo que no queremos para nosotros no lo queremos para nadie, y esto hay que pararlo sea como sea”, explicó mientras confirmaba que todavía no se ha decidido la fecha para una concentración global en la capital del país.

Una rotunda pancarta mostrada en la manifestación. (Foto: Rubén Cacho)

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 3.6 puntos3.6 puntos3.6 puntos3.6 puntos3.6 puntos (14 votos)