Reportajes
REPORTAJE
Las Cortes de León
(AMPLIACIÓN) Las Cortes de León fueron el germen del parlamentarismo moderno, una historia en la que nobleza, clero y ciudadanos se reúnen para legislar
leonoticias.com
18/04/2009 (16:31 horas)
Vote 
Resultado 4.9 puntos4.9 puntos4.9 puntos4.9 puntos4.9 puntos (66 votos)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
“¿Por qué hablamos de las primeras Cortes?”, se pregunta el profesor Fernando de Arvizu en ‘Regnum. Corona y Cortes en Benavente’, en referencia a las que se celebraron en el Reino de León el 18 de abril de 1188, bajo el reinado de Alfonso IX. “Pues simplemente, porque lo fueron. Antes de las Cortes de León de 1188, no había Cortes, ni en los reinos españoles ni en ninguna otra parte de la Europa cristiana, que –en el siglo XII– es tanto como decir Europa civilizada.”

Ese es la justificación. Y es que, hasta el momento, en ningún lugar del planeta ni en ningún momento de la historia la actividad política había contado con un hecho similar. En una misma ‘cámara’, representantes de la nobleza, del clero y del pueblo, los tres estamentos sociales, se reunieron por primera vez para promulgar una Constitución y unos Decretos.

Posteriormente, este modelo fue imitado por otros estados de la Península Ibérica, como el Reino de Castilla o en Cataluña. Sin embargo, fue León y Alfonso IX quienes aprovecharon unas circunstancias especiales para poder desarrollar este hito histórico, base también de otros hechos que cambiaron el rumbo de la Historia, como la Revolución Francesa o la Declaración Universal de los Derechos del Hombre.

El propio Arvizu explica que una serie de hechos políticos que culminaron en esa fecha, en la primavera de 1188, llevaron a que por primera vez el pueblo se uniera a la “Curia plena”, que dieron lugar “al nacimiento de las Cortes estamentales, que cristalizan en la Baja Edad Media y perduran durante toda la Edad Moderna”. Aunque desde años antes en varios puntos del Reino se celebraron curias similares, ésta es la primera vez que de una forma documentada se hace referencia expresa a la presencia de los ciudadanos en este órgano.

Los años previos a 1188, cuando Alfonso IX fue proclamado rey, fueron bastante convulsos en lo político, merced a las luchas por el poder en el Reino entre él y su hermanastro, Sancho Fernández, hijo de Urraca López de Haro, mujer con la que contrajo matrimonio el padre del rey, Fernando II. Ante esta situación, una vez coronado, Alfonso IX se encontró con un panorama de división y con la desconfianza e incluso hostilidad de muchos.

Por esa razón, decidió tomarle el pulso al pueblo en el momento inicial de su reinado, convirtiendo la convocatoria de la Curia plena en un hecho de especial importancia, en un contexto histórico en el que las decisiones políticas quedaban estrictamente encuadradas en el ámbito de las elites sociales, es decir, nobleza y clero.

Fue el claustro de la Real Basílica de San Isidoro el escenario de ese encuentro entre los tres estamentos de la sociedad. Muchos historiadores sostienen que se celebraron dos curias similares en ese mismo año. La primera en abril y la segunda, probablemente, en julio. Sea como fuere, de esas primeras Cortes salieron los Decretos de 1188 y una Constitución “específica sobre ladrones y malhechores”.

El claustro de San Isidoro, lugar en el que se celebraron las Cortes de León.

Temas tratados

Entre los temas tratados, además, se contempló la delimitación y defensa de las prerrogativas del Rey, que pretende profundizar en el pacto feudal sobre el que se constituye la legitimidad monárquica. Además, la restauración del orden público y social y la transparencia judicial y las garantías procesales fueron otros de los aspectos.

Los análisis referidos a los ‘Decreta’ (decretos) atribuidos a 1188 reúnen la confirmación de decretos de carácter general como, por ejemplo, el no atentar contra la propiedad ajena, resolver las querellas ante la justicia o la promesa del rey de no entrar en guerra sin contar con todos los que le deben dar su consejo. Estos decretos, son cosas que son normales en los inicios del nuevo reinado de Alfonso VII, sin embargo se crearon "nuevos Decretos", entre los que se contaba la redacción de una Constitución fechada en julio de 1188, que trataba de la existencia de violencia y de intento por paliarla usando la Justicia.

Este tema será desarrollado en unas "constituciones" para Galicia, en 1194, y a partir de este texto podemos explicar lo contenido en el texto atribuido a las Cortes de 1188; es decir que éste, tal y como lo conocemos en muchos de sus pasajes, se debe a la elaboración desarrollada a lo largo del reinado de Alfonso IX.

"Punto referencial clave"

Con motivo del 18 de abril, el Partido Regionalista del País Leonés (Prepal) ha conmemorado la celebración de estas primeras Cortes “de la Corona Leonesa” que se nutren “en la fraternidad compartida, las raíces identitarias de las cuatro Regiones Históricas de la misma, a saber: Extremadura, Reino Leonés, Galicia y Asturias, ya que son coparticipes de las mismas”

Para la formación leonesista, este hecho “no sólo es un punto referencial clave para acercarse al gran y extraordinario papel histórico de la Corona Leonesa dentro de España o la Península Ibérica”, sino que lo es también “para hacerlo desde cualquier  lugar del mundo”.

“Las Cortes de la Corona Leonesa de 1188 son el hilo conductor por el que se debe analizar la posteridad de todas épocas históricas, en tanto y cuanto, se centre su análisis en la referencia directa del comportamiento de los individuos en la categorización de sus derechos y deberes”, han comentado.

"Tergiversar la historia de León"

La UPL recuerda a la Junta que "es inconstitucional ocultar, tergiversar o manipular la historia de León en los libros de texto", en el día en el que se conmemora el 821 aniversario de las Cortes de León y en el que la formación quiere destacar el "importante hito histórico que supuso la celebración de las primeras Cortes Democráticas, convocadas por Alfonso IX, rey de León".

UPL denuncia que, a pesar de la importancia de este hecho histórico, "la Junta de Castilla y León continúa ocultando la historia de León en los libros de texto de Educación Primaria, Secundaria y Bachillerato" y piden que se incluyan en el currículum educativo aspectos tan importantes como la celebración el 18 de Abril de 1188 de las Cortes de León, reunidas en San Isidoro. La UPL recuerda que en estas Cortes, "además de ampliar los Fueros de Alfonso V del año 1020, se promulgaron nuevas leyes destinadas a proteger a los ciudadanos y a sus bienes contra los abusos y arbitrariedades del poder de los nobles, del clero e incluso del propio rey".

"Da la sensación que a la Fundación Villalar y al consejero de Educación no les interesa que los alumnos aprendan que este importante conjunto de decretos, calificado como la 'Carta Magna Leonesa', fue el inicio de un nuevo marco político por el que se regirían los demás países de Europa. Alemania fundó sus Cortes en 1232, Inglaterra en 1265 y Francia en 1302, también el resto de reinos cristianos españoles fundaron sus Cortes a semejanza de las Cortes de León", señalan.

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 4.9 puntos4.9 puntos4.9 puntos4.9 puntos4.9 puntos (66 votos)