Campo
CAMPO
La prevalencia de tuberculosis bovina cae un 46% desde 2007
La Consejería de Agricultura y Ganadería defiende que “no ha habido ningún movimiento entre explotaciones si se ha registrado algún positivo, sólo para sacrificio”
Ganado bovino.
Ganado bovino.
Ical
03/11/2015 (19:45 horas)
Vote 
Resultado 1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos (1 voto)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
La prevalencia de tuberculosis bovina cayó un 46,6 por ciento en Castilla y León entre los años 2007 y 2014, al pasar del 4,16 al 2,2 por ciento de la ganadería vacuna de la Comunidad en esos siete ejercicios. Eso quiere decir que de cada cien explotaciones, en 97,7 “todos los animales han registrado negatividad en la prueba”.

Así lo aseguró hoy el director general de Producción Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias, Jorge Llorente, durante su comparecencia ante la comisión de Agricultura en las Cortes, donde informó, a petición del Grupo Socialista, sobre el movimiento de ganado en una explotación con tuberculosis en Salamanca, que costó la apertura de expediente a cinco veterinarios de la unidad de La Fuente de San Esteban.

Este descenso de la prevalencia en Castilla y León es aún mayor, precisamente, en la provincia charra, donde se encuentra el principal número de cabezas de España. El descenso en ella fue del 52 por ciento, al pasar del 5,6 por ciento de 2007 al 2,68 en 2014. Estos resultados, reconocidos y destacados por todos los grupos parlamentarios, se ubicaron por debajo del uno por ciento en Burgos, León, Palencia y Valladolid; mientras que en Andalucía fue del 11,5 por ciento, en Castilla-La Mancha, del 7,21, y en Extremadura, del 4,62 por ciento, una región que ya ha reconocido que este año superará el 10 por ciento.

En una comparecencia en la que estaba prevista la asistencia de la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, Llorente ofreció también datos de brucelosis bovina, que entre 2007 y 2014 se redujo un 84 por ciento, al pasar del 1,44 al 0,23 por ciento (en Salamanca, del 2,34 al 0,02 por ciento). “Hay que seguir trabajando para bajar la prevalencia, con el mismo esfuerzo y rigor que hasta ahora”, subrayó el director general, sin olvidar que este “éxito” es fruto del trabajo de ganaderos y unidades veterinarias.

En cuanto a los movimientos pecuarios, cuestión para la que había acudido a las Cortes, Llorente defendió que “no ha habido ningún movimiento entre explotaciones si se ha registrado algún positivo” y que este tipo de vacas “sólo salen para ser sacrificadas”. “Si ustedes saben de algún caso, y lo pueden demostrar, por favor, infórmenlo”, instó.

"Buenos" datos

Todos los grupos parlamentarios coincidieron a la hora de destacar los “buenos” datos en sanidad animal ofrecidos por la Junta. Sin embargo, el portavoz del PSOE en la Comisión, Juan Luis Cepa, quien reafirmó su “ánimo positivo”, preguntó a qué se debe el expediente abierto a los veterinarios de esta unidad de Salamanca si los movimientos son correctos. Cepa se refirió al movimiento de ganado en una explotación en Boada (Salamanca), en el campo charro, de la que algunas cabezas dieron positivo por brucelosis tras haberlas desplazado a otra granja. “Confiamos plenamente en este trabajo de los veterinarios. Queremos que nos confirmen que se trata de un hecho aislado. Por eso, queremos saber cómo está el expediente”, preguntó.

En este sentido, Llorente respondió en su réplica que él tampoco lo sabe, “pues el expediente lo abrió la Delegación Territorial de la Junta en Salamanca y aún está en desarrollo”. Cepa señaló que el resultado de esta investigación es “importante" porque se trata de la zona de vacuno más importante de la Comunidad.

Por su parte, el portavoz del Grupo Mixto, Luis Mariano Santos, reconoció los datos “positivos” pero instó a “no relajarse”, mientras que el de Ciudadanos, Daniel Castaño, animó a seguir por ese camino, si bien no escondió su “exceso de celo” por el expediente abierto a los cinco veterinarios. “¿Pasa lo mismo en otras unidades veterinarias? ¿Lo sabía el jefe de sección de Salamanca? Da la sensación de que esta muy rebuscado. Yo si fuera uno de los veterinarios recurriría la sanción, aunque fuera leve”, afirmó.

Igualmente, Natalia del Barrio, del Grupo Podemos, consideró que “si la respuesta era tan sencilla, la comparecencia llega tarde” y llamó la atención de que la Administración “sea muy estricta con unos ganaderos y no con otros”, una afirmación que molestó ligeramente a Jorge Llorente, quien contestó que “se trata a todos por igual y que la normativa no distingue por tamaño de explotaciones”. “La independencia y rigurosidad ha llevado al éxito a Castilla y León y, quizá, al fracaso en otras comunidades”, comentó.

Llorente atribuyó las dudas de algunos procuradores sobre el caso concreto de movimiento ganadero en Salamanca a que se creen “lo que cuentan los periodistas sobre algo en lo que no son expertos”. “Lo han podido escribir tras escucharlo en un corrillo o un teleclub”, arremetió el director general contra la información.

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos (1 voto)