León
COMARCAS
La ARMH prevé desplazar a Madrid un equipo para recuperar tres cuerpos
La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica podrá devolver los restos de tres maquis a sus familias, así como del guerrillero Bernardo Álvarez
Luis V. Huerga / @luisvhuerga
23/02/2014 (15:45 horas)
Vote 
Resultado 4.4 puntos4.4 puntos4.4 puntos4.4 puntos4.4 puntos (8 votos)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Se inicia un nuevo año para la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), con un proyecto en la cabeza. El colectivo se encuentra a la espera de que le den el permiso para desplazar desde El Bierzo un equipo a la localidad madrileña de Arganda del Rey, en cuyo cementerio se encuentra los cuerpos de tres jóvenes soldados.

Se trata de tres varones de 17, 19 y 20 años, que fallecieron en el año 1937 en acto de combate durante la guerra civil. El vicepresidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, Marco González, ha afirmado que se trata de una actuación que se ha prolongado en tiempo por los “problemas” que se han encontrado.

“Habíamos pedido permiso al Ayuntamiento de Arganda del Rey y lo pusimos encima de la mesa del Juzgado, pero ese papel desapareció misteriosamente y hemos tenido que volver a iniciar el proceso. Estamos pendientes del nuevo permiso y, cuando nos los den, nos iremos hacia allí inmediatamente”, ha comentado González.

Cotejando ADN

Se trata, además, de uno de los pocos casos en los que ha mediado la Justicia, en principio por solicitud del Ayuntamiento de Arganda del Rey, aunque el vicepresidente de la ARMH afirma que es algo que también ven con buenos ojos. “Nosotros también lo queremos para que se nos digan cómo hacerlo judicialmente”.

En la provincia de León, sin embargo, los proyectos más inmediatos pasan, no por exhumaciones, sino por el último de los pasos de este largo proceso. La asociación está ultimando la devolución de los restos de tres maquis exhumados en Lugo, así como una entrega más, la de otro maqui, Bernardo Álvarez Trabajo, cuyos restos se han cotejado con el AND de una hermana, aunque la Universidad de Barcelona ha ofrecido su colaboración para tratar de comprar las muestras con otro familiar para “ver cómo es más fácil”.

El trabajo que no se ve

En el pasado 2013, el primer desde que se comenzaron a notar los recortes, cayó de forma drástica el número de proyectos de la ARMH y las exhumaciones de fosas. La falta de recursos impide que se pueda prolongar en el tiempo la estancia de los voluntarios y de las máquinas en un mismo lugar si no hay resultados positivos y es necesario, cada vez más, atinar bien las zonas que se eligen, donde hayan evidencias suficientes de posibles restos.

Pero, entre tanto, el trabajo no para. Las labores de investigación, el trabajo de laboratorio o el archivo acaparan los recursos de voluntarios y colaboradores mientras se buscan lugares para actuar sobre el terreno. Ahora, mediante un convenio con la Universidad Complutense de Madrid, cuatro alumnas se encuentran “poniendo en orden” correos recibidos desde el año 2000. “Trabajo no deja de haber. Si no estamos exhumando, nos estamos dedicando a otros asuntos necesarios para que se desarrollen con normalidad las actividades de la ARMH”, ha concluido Marco González.

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 4.4 puntos4.4 puntos4.4 puntos4.4 puntos4.4 puntos (8 votos)