León
LEÓN
Izquierda Socialista pide "un militante, un voto" para el Congreso Provincial de mayo
La alcaldesa de Gradefes, Ana I. Ferreras presenta su candidatura por la corriente de opinión como "alternativa" a Rodríguez y Fernández, que son "más de lo mismo"
Luis V. Huerga
02/05/2012 (14:09 horas)
Vote 
Resultado 3.7 puntos3.7 puntos3.7 puntos3.7 puntos3.7 puntos (40 votos)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Frente a las candidaturas del ‘oficialista’ Celestino Rodríguez y del ‘crítico’ Francisco Álvarez, ahora surge una nueva propuesta. La tercera de las que ya se han presentado para liderar el PSOE de León en la celebración del Congreso Provincial que tendrá lugar el próximo 27 de mayo. Ana Isabel Ferreras, la alcaldesa de Gradefes, que recuperó en León la corriente de opinión Izquierda Socialista desde que se comenzaron a organizar los encuentros en el seno del partido para la elección de delegados a los congresos federal y regional, encarna ahora la “alternativa” para optar a la Secretaría General del PSL.

Ferreras se ha presentado este miércoles con un programa de once puntos con propuestas mediante las que se pretende abrir el partido a la sociedad y acompañada del coordinador de Izquierda Socialista en Castilla y León, José Miguel Sánchez. La más destacada, aunque ya la lleva en sus pretensiones Francisco Álvarez, es la articulación de un sistema de elección de los cargos del partido que esté abierta a todos los afiliados y que se establezca con un baremo de “un militante un voto” para que el cargo sea elegido “directamente por la militancia”. Sin embargo, Izquierda Socialista ha pedido al partido que se articule ya la modificación para que ese método se aplique ya en la celebración del Congreso Provincial. “Vamos a pelear y a luchas para que se modifiquen los estatutos, pero no de boquilla”.

Más allá de la declaración de intenciones, Ferreras ha pedido que se vuelva a convocar el Comité Provincial en el que se decidió la fecha del congreso para que se contemple la posibilidad de articular que el paso de cada voto valga sólo un voto. “La mesa no dio opción. Sólo se convocó, se votó la fecha, se cerró la sesión y todos para casa”, ha lamentado la regidora quien ha denunciado que otros candidatos tienen “formas de actuar que no se adecuan a lo que ellos mismos plantean”.

Menos cargos en la Ejecutiva

La candidata, además, se ha mostrado partidaria de reducir el número de miembros de la Comisión Ejecutiva que resulte de las elecciones para obtener al nuevo líder socialista en León, para que pase de los “40 o 50” como resultado de “dar el parabién a todas las sensibilidades para que se sientan representadas” en el órgano, aunque ello deriva en la “inoperancia” del partido. Por ello, ha propuesto reducir la representación a un máximo de 20 cargos, con diez secretarías de área y otros diez vocales, donde estén “los mejores” y se respeten los criterios de “paridad y de representación de la provincia”.

Pero eso sí, bajo un contexto de “regeneración de ideas” para “renovar de verdad” el partido, que no puede quedar en quienes “lleven muchos años en el partido con responsabilidades”. Por eso, no cree que ni “un candidato nuevo del que no sabemos nada” y que “no tiene nada que ver con el partido”, como se ha referido a Celestino Rodríguez, sea capaz de poder liderar la formación socialista. Eso sí, ha reconocido contactos con el sector oficialista para valorar posibles acuerdos. Pero tampoco Francisco Álvarez, que lleva la “renovación” en su discurso, aunque “lleve tantos años”.

Tampoco le ha suscitado interés la propuesta que realizó el senador socialista por León, Nicanor Sen, que finalmente se ha integrado en la candidatura de Rodríguez, y que Ferreras asegura que “no se sabe muy bien lo que estaba haciendo”, aunque ha señalado que la “estrategia” que inició la “ha conseguido”. “Nunca me creí que fuera una tercera alternativa”.

Debate entre candidatos

Así, Izquierda Socialista, una corriente de opinión con más de 30 años de vida y que está auspiciada por los propios estatutos del PSOE, se presenta como un “cambio real” frente a las otras dos alternativas que son “más de lo mismo”, por lo que propone atender a las “demandas de la base”. Una “alternativa seria” que dice alejarse de ser “objeto de enfrentamiento” y que sólo pretende “aportar un proyecto, trabajo y mucho esfuerzo”.

Como propuestas concretas, Ana Isabel Ferreras ha apostado por la celebración de un “debate público” entre los tres candidatos que hasta el momento han presentado candidatura a la Secretaría General del PSOE de León donde “todos los militantes puedan aportar” y valorar las aportaciones de unos y de otros para que “la persona que salga, salga con un apoyo extraordinario”. Además, apuesta por “recuperar a la militancia abandonada”, la “exención o reducción de la cuota” a los militantes con dificultades económicas o la creación de un portal de atención a militantes desempleados, a través de los cursos de orientación de los sindicatos.

Pero, además, su programa recoge articular un “foro de debate abierto a toda la sociedad y con continuidad en el tiempo”, la visita “mínimo una vez al año” a todas las asambleas de la provincia de León, la “regulación” del Espacio Parlamentario u obligar a los cargos públicos con representación pública a “rendir cuentas” a través de comunicaciones a los militantes y la publicación de los contenidos de las comisiones en las que participen para “saber dónde está cada cargo y qué está haciendo”.

Código penal y revisión de las diputaciones

Por otro lado, la propuesta de Izquierda Socialista es partidaria de impulsar un programa de formación política y social a través de la experiencia de los militantes más veteranos del partido, la creación de un grupo de voluntariado “ligado” a la Organización No Gubernamental Solidaridad Internacional y el “uso intenso” de las nuevas tecnologías como vía de comunicación con la sociedad.

También, en líneas generales, Izquierda Socialista propone que “los dirigentes que accedan al cargo” lo hagan “en función del esfuerzo” y con la “transparencia y democracia” como “principios básicos”, así como los sistemas de listas abiertas. La corriente también es partidaria de modificar el Código Penal para establecer sanciones a los cargos públicos. “Si alguien está haciendo cosas ilegales, fuera”. Además, piden que se limite el sueldo de los políticos, que ya cuentan con remuneraciones por otras actividades como asistencias a plenos y comisiones o eliminar la duplicidad de las competencias, abriendo un “debate” sobre la funcionalidad de las diputaciones provinciales.

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 3.7 puntos3.7 puntos3.7 puntos3.7 puntos3.7 puntos (40 votos)