León
LEÓN
Instituciones y empresarios temen que la paralización de los parques eólicos 'espante' a los nuevos proyectos
Calculan que los proyectos estancados en la zona de El Bierzo afectan a 600 millones de euros de inversión y 2.000 puestos de trabajo directos e indirectos
Isabel Herrera
28/08/2009 (08:01 horas)
Vote 
Resultado 2.3 puntos2.3 puntos2.3 puntos2.3 puntos2.3 puntos (8 votos)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
La Asociación de Promotores de Energía Eólica de Castilla y León (Apecyl), empresarios eólicos, alcaldes y otras entidades que participan en la construcción de los parques eólicos en la zona del Bierzo, La Cepeda y el sur de Omaña han denunciado este jueves la “injustificada presión” a la que está sometida la energía eólica en la provincia que está derivando en la paralización de las licencias y las continuas dilataciones de los plazos para la concesión de permisos que autorizan la construcción y el desarrollo de proyectos eólicos.

El secretario general de Apecyl, Eugenio García Tejerina, se ha referido a las presiones “que reciben los funcionarios para paralizar la tramitación de los expedientes”. Según ha apuntado, en el nudo eléctrico de Villameca hay proyectados 16 parques eólicos, 423 megavatios de potencia, promovidos por distintas empresas “que han apostado por las energías renovables en Castilla y León”.

En el encuentro mantenido este jueves, han acordado solicitar una reunión al presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, para trasladar la preocupación del sector ante la paralización de los proyectos y mostrar su disposición para trabajar en la búsqueda de soluciones, así como solicitar que el Gobierno autonómico agote todas las vías existentes hasta que exista una sentencia en firme del Tribunal Supremo. García Tejerina ha indicado que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, que ha paralizado de manera cautelar varias de estas infraestructuras en las comarcas de Omaña y La Cepeda, está provocando un efecto en cadena haciendo que se ralentice la concesión de permisos.

En este sentido, el representante de Apecyl ha querido aclarar que se trata de una sentencia “susceptible de revisión” que se fundamenta en una cuestión de procedimiento, pero “que no cuestiona su ubicación”. Tal y como ha explicado García Tejerina, la sentencia considera que los parques a los que hace referencia, al estar asentados en la misma zona, deberían presentar un proyecto de impacto ambiental conjunto, poniendo bajo sospecha que los promotores pudieran utilizar un sistema de fragmentación de los proyectos para, de este modo, superar más fácilmente los estudios de impacto ambiental mediante un proceso abreviado.

Pero al respecto, desde Apecyl alegan que se trata de proyectos distintos, en muchos casos de empresas diferentes, que han superado ya todas las fases que estipula la normativa, por lo que piden que no se pongan trabas a los parques eólicos que apuestan por su instalación en la provincia porque “pone en riesgo a futuros proyectos” y, por tanto, el liderazgo de Castilla y León en materia de energía eólica que, con 3.724 megavatios en funcionamiento repartidos en 161 parques se sitúa a la cabeza de España.

Al mismo tiempo, los colectivos representados en la reunión han tachado de ilógica la postura de los grupos ecologistas que se oponen a la construcción de estos parques cuando “esta actividad nace como respuesta a una necesidad medioambiental, una necesidad de generar energía limpia de una forma no contaminante”. Asimismo, han añadido, todos los parques proyectados en el nudo eléctrico de Villameca se sitúan en áreas catalogadas como de sensibilidad ambiental baja.

Las pérdidas

Ahora o nunca, ha venido a ser el mensaje de estos colectivos que temen que las trabas a las empresas promotoras puedan provocar que trasladen sus proyectos a otras comunidades autónomas con las consecuentes pérdidas que esto ocasionaría a los territorios.


La paralización de estos proyectos, han asegurado, supone pérdidas para los municipios así como para las empresas promotoras e industrias asociadas. En concreto, según Apecyl, el retraso en la construcción de estos proyectos pone en peligro los 600 millones de euros de inversión y los 500 puestos de trabajo directo y otros 1.500 puestos indirectos que supondrían los parques conectados al nudo de Villameca “parques que se están cuestionando cuando cuentan con todas las licencias”.

Representantes de Coiper, Eufer y Apecyl, y los alcaldes de Folgoso de la Ribera e Igueña.

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 2.3 puntos2.3 puntos2.3 puntos2.3 puntos2.3 puntos (8 votos)