Papel Salmón
EMPRESAS
Eulen resiste la crisis con unas ventas de 1.338 millones de euros en el año 2012
El grupo de servicios del leonés David Álvarez centra sus objetivos en seguir reforzando su balance a pesar de la crisis, ajustando sus contratos en España y creciendo en el exterior
David Álvarez, presidente de Eulen.
David Álvarez, presidente de Eulen.
leonoticias.com
29/05/2013 (12:50 horas)
Vote 
Resultado 4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos (4 votos)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
La cifra de negocio consolidada del Grupo Eulen, líder en nuestro país en la prestación de servicios generales a empresas, en 2012 fue de 1.338 millones de euros, cifra muy similar a la de 2011, con un leve descenso del 0,7%. En España, las ventas ascendieron a 1.058 millones, un 4,6% menos, en gran parte compensado por un crecimiento del 17,1% en los mercados exteriores, donde se alcanzaron los 281 millones de euros.

El ejercicio 2012, marcado por la continuidad y profundización de la crisis económica  en España, ha significado cambios importantes en las estructuras del sector español de servicios intensivos en personal: cambios por estrechamiento general del mercado, si bien, el descenso del Grupo Eulen -menor que el mercado- ha supuesto un incremento de participación en cuota; cambios normativos y en las exigencias de los contratos, donde la compañía está realizado esfuerzos importantes en configuración de trabajos y ajustes laborales; y cambios en la forma de la demanda, donde el Grupo Eulen viene respondiendo con nuevos enfoques de integración y gestión de servicios bajo concepto de Facility Services.

Por el contrario, el mercado de los 14 países donde está presente la empresa en el exterior, sigue marcado por la expansión económica. En ellos, el Grupo Eulen, propiedad del leonés David Álvarez, continúa fiel a su política de crecimiento orgánico dentro de sus posibilidades de autofinanciación, por lo cual ha pasado de tener un 17,8% de sus ventas en 2011, a un 21% en 2012.

Gracias a esta política, el Grupo espera poder afrontar los ajustes que necesariamente se derivan de la situación del mercado en España, compensando con crecimientos significativos de ventas del exterior; 56% en Perú, 38% en Panamá, 33% en Costa Rica, 28% en USA, 23% en Chile, 8% en Portugal y 2% en República Dominicana. Únicamente no se ha crecido en los mercados de Méjico y Colombia, donde se están completando acciones de saneamiento de contratos. Por su parte, en Libia, Omán y Qatar, inicialmente, se están realizando servicios puntuales.

Tras una trayectoria de crecimiento y mantenimiento de resultados, a pesar de la situación desfavorable del entorno, el ejercicio 2012 se ha cerrado con un Ebitda consolidado de 42,3 millones de euros, un 13% inferior al ejercicio anterior.
El Ebitda atribuible a España fue de 36,3 millones de euros, un 19% inferior al ejercicio anterior. Pero de nuevo, la actividad internacional comienza a compensar en buena parte con un Ebitda de 6 millones de euros, con un crecimiento del 66%.

A nivel de actividad recurrente, el Ebitda se situó en torno a 52 millones de euros. Esto  indica que 2012 ha sido un ejercicio marcado por causas extraordinarias, desde  indemnizaciones laborales por ajustes de estructuras o por cierre y saneamiento de contratos, a costes por procesos jurídicos o la negociación con el principal cliente en Estados Unidos tras acogerse éste al Chapter 11. La base de la actividad mantiene el nivel de resultado operativo, lo que permite absorber estos impactos negativos que deben afrontarse como consecuencias múltiples de un marco de crisis.

El resultado neto consolidado del grupo fue 16,2 millones de euros, un 25% inferior al del año pasado. El resultado correspondiente a España fue de 15 millones un 38% inferior. Para valorar esta diferencia, hay que tener en cuenta que el Grupo EULEN se acogió en España al plan de pagos a proveedores de sus clientes AAPP, lo que tenía como condición la condonación de los intereses financieros por demora.

Pero, en contrapartida, dicha operación permitió mejorar significativamente la estructura financiera del balance. A nivel de resultado neto, el esfuerzo de internacionalización comienza ya a dar los primeros frutos globales, correspondiendo al exterior 1 millón de euros, que supone un crecimiento de 126%.

El Grupo continúa reforzando la fortaleza financiera de su balance a pesar de la crisis. Los fondos propios consolidados alcanzaron los 214 millones de euros, incrementándose un 2,3%. El fondo de maniobra creció un 3,9%, situándose en 230 millones de euros.

La deuda financiera neta descendió un 17%, hasta los 122 millones de euros. En este sentido, la compañía se viene destacando por su política financiera conservadora y entiende que el sector está atravesando una situación seria en el mercado interior, por lo que considera que la principal garantía para superarla es manteniendo y logrando la mayor autonomía financiera posible, a la vez que apostando por su desarrollo en el exterior.

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos4 puntos (4 votos)