Viajes
DESTINOS
En Vizcaya sí que hay playas
Las playas del Gran Bilbao las disfrutan más que nada los bilbaínos y los turistas aventurados.
viajesdestinos.com
04/04/2010 (19:28 horas)
Vote 
Resultado 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos (1 voto)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Bilbao es la capital de la Provincia de Vizcaya que se encuentra en la Comunidad Autónoma del País Vasco, ubicada al norte de España. Su clima es impredecible y, por lo general, templado: no mucho calor ni mucho frío. La lluvia de Bilbao es mítica: puede llover durante semanas enteras, no importa la estación, si te ayuda puedes  disfrutar de las playas cercanas (la mayoría accesibles desde el metro). Las playas del Gran Bilbao las disfrutan más que nada los bilbaínos y los turistas aventurados.

En la desembocadura misma de la ría, y en lo que se conoce como margen derecha, se encuentran Las Arenas, Neguri y Algorta, tres pueblos que forman parte del municipio de Getxo, a 20 minutos en metros desde el centro de Bilbao. Entre Neguri y Algorta está la primera playa grande con arena de la zona conurbada, la playa de Ereaga, que en algún momento antes de que el agua se contaminara demasiado, fue un lugar de veraneo de la alta burguesía vasca.

Sigue siendo una zona privilegiada donde aún se mantienen en pie palacetes y casas señoriales frentaíe al mar, sobre todo en Neguri. En Las Arenas hay un puente muy famoso el Puente Colgante, (nombre oficial: Puente Vizcaya, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco), construido al estilo y bajo la tutela del maestro Eiffel e inaugurado en 1893.

Fue el primer puente transbordador de metal construido en el mundo y, al parecer, hoy día es el único en su tipo que sigue en pie. Elegante y alto permite el paso a los enormes barcos de carga; de su estructura horizontal cuelga una barcaza, en donde cada día se suben cientos de personas y autos para cruzar la ría. Un poco más hacia el mar está Portugalete y Santurce. Estos dos puertos fueron los grandes competidores de Bilbao desde tiempos ancestrales.

Caminar desde el Puente Colgante de Las Arenas hasta la playa de Ereaga es un bonito paseo por el muelle junto al mar, con la recompensa de que al llegar a Algorta puedes tomar unos deliciosos aperitivos en el bar Arrantzale del Puerto Viejo donde los magurios o caracolillos de mar son altamente recomendables. Aquí también se puede comer muy bien.

Si subes las interminables escaleras de este pequeño puerto, llegas al centro de Algorta, con su antigua plaza en donde está la iglesia de San Nicolás, patrón de marineros y pescadores. Para comer bien, el Karola Etxea (requiere reservación) no tiene igual. Pero para ver las playas más espléndiddas  hay que ir más lejos aún. El mismo sistema de metro te lleva hasta Plencia, 30 kilómetros de Bilbao, un pueblo  de pescadores que también tiene ría, lugar ideal en el verano por su bahía de aguas tranquilas  y playas de arena blanca.

Desde Plencia hacia Bilbao están Barrika, Urduliz, Sopelana, Larrabasterra y Berango; toda esta costa es de mar abierto, con altos acantilados que permiten la práctica del vuelo con ala delta o en parapente, y en los días de condiciones adecuadas hay grandes olas apreciadas por surfistas del mundo entero. Sobre los acantilados hay caminitos por donde pasear durante horas, similares a los que se encuentran en la costa británica.

Para comer (de nuevo) delicioso pescado ( croquetas, y morcillas asada, y pimientos del país cuando es época, y las setas al ajillo)—hay que visitar el  restaurante Heidi, sobre los acantilados de Barrika. Cruzando la carretera, muy cerca del Heidi, puedes tomar una copa en el Golfo Norte, un bar con mesas de billar, enorme terraza y disfrutar de una hermosa puesta de sol.

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos (1 voto)