Deportes
FÚTBOL
"Nadie nos llamó desde la Cultural, algo que sí ocurrió con el Sporting"
Marcos Basante no olvida su provincia natal y podría devolver las escuelas de Mareo a los campos de fútbol de León ya que la cantera será vital para su proyecto
Marcos Basante, en su sede en la Asociación del Transporte Internacional por Carretera. (Foto: ASTIC)
Marcos Basante, en su sede en la Asociación del Transporte Internacional por Carretera. (Foto: ASTIC)
Daniel Fernández / Adrián del Campo
06/08/2015 (15:00 horas)
Vote 
Resultado 3.4 puntos3.4 puntos3.4 puntos3.4 puntos3.4 puntos (10 votos)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Buena parte de la infancia y juventud de Marcos Basante (1966) la pasó en su provincia natal, León, a caballo entre La Robla y Cacabelos, los pueblos de su familia materna y paterna. También en esa época pasó alguna que otra tarde otoñal en las gradas de El Molinón viendo primero a aquel Sporting de finales de los setenta y de principios de los ochenta que tuteaba al Real Madrid, Barcelona o Atlético y que era uno de los fijos en la Copa de la UEFA. Hoy, con 49 años, el Sporting se cruza de nuevo en la vida de este leonés que heredó la empresa de transportes de su padre, Manolo Basante.

El presidente de la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic) lidera un grupo de empresarios que está interesado en hacerse con el 73% de las acciones de José Fernández, actual dueño del club rojiblanco. Incluso ha puesto precio por ellas, cinco millones de euros, y está a la espera de que el máximo accionista del Sporting responda a su propuesta.

¿Por qué se decide a invertir por el Sporting y no por la Cultural?

Bueno, yo vivo en Madrid desde hace más de 30 años y en el proyecto que llevábamos queríamos un equipo de Primera División, con una gran masa social y el Sporting reúne todas esas características que buscábamos.

La Cultural ha estado buscando inversores y hace poco la Aspire Academy se hizo con el club, ¿en algún momento se ha planteado comprar la Cultural?

No, nunca. Porque nadie nos ha llamado desde la Cultural para entrar en el club, cosa que sí ha sucedido con el Sporting, desde donde se pusieron en contacto con nosotros para que invirtiéramos en el proyecto.

Si llegara a hacerse con la gestión del Sporting, ¿se plantearía extender las escuelas de Mareo a la provincia de León como ocurría hace unos años?

La verdad es que nuestro proyecto se basa, hasta donde puedo contar porque todavía es muy pronto, en tres pilares: afición, cantera y equipo. En este sentido tenemos intención de que la base se nutra tanto de jugadores asturianos como de futbolistas de las provincias colindantes y ahí claro que entra León. La afición y la cantera van íntimamente relacionadas y es algo fundamental para un proyecto tan social como el que planteamos.

Respecto a León, ¿visita muy a menudo la provincia y los campos de fútbol la misma?

Normalmente voy a Cacabelos y también a La Robla, los pueblos de mis padres, aunque los visito menos de lo que me gustaría. Al campo de la Ponferradina he ido alguna vez, también he ido a verlos cuando han jugado aquí en Madrid.

Volviendo al motivo de la entrevista. Un empresario leonés, licenciado en Económicas y presidente de la patronal del transporte internacional. Y ahora, quiere invertir en el Sporting.

Así es. Es una posibilidad que se abrió hace unos meses y en ella estamos. Cuando supimos que Javier Fernández -vicepresidente del Sporting e hijo del máximo accionista- estaba dispuesto a vender empezamos a diseñar nuestra propuesta.

¿Cuándo comenzaron las negociaciones con la familia Fernández?

Directamente con Javier o su padre no se ha negociado. Siempre ha sido a través de una persona a la que considero que es mi mano derecha y los abogados de la familia Fernández. Los contactos comenzaron hace unos cuatro meses y fruto de esas coversaciones presentamos nuestra oferta.

Entonces, las conversaciones se produjeron incluso antes de que el Sporting ascendiera.

Sí, sí... No recuerdo exactamente, pero sería por el mes de abril. Tras varias reuniones, algunas de ellas en Marbella, se mantuvo una última el 14 junio en la que se nos insistió en que la familia Fernández estaba dispuesto a vender. Y fue entonces cuando decidimos presentar por escrito nuestra propuesta. Previamente se estableció una cláusula de confidencialidad.

Una propuesta que envió por carta el pasado 3 de julio.

Sí. En ella presentamos nuestra declaración de intenciones, que no es otra que la decisión de comprar.

Y en esa carta pone precio a las acciones de Fernández.

Después de una serie de auditorías que hemos realizado de las cuentas, y pendientes de detallar todo en profundidad, estimamos en cinco millones esa inversión. Pero insisto, es una evaluación que hemos hecho sin haber profundizado en la situación real del Sporting. Hay que mirar todavía muchas más cosas.

¿Han tenido respuesta de la familia Fernández o de su entorno?

No. Y de lo cual me sorprende, porque si nos ha dejado ver las cuentas y siempre nos manifestó su deseo de vender, no entiendo que no nos haya llamado aunque solo fuera para decirnos que no acepta la propuesta.

En una entrevista publicada el 14 de junio, Javier Fernández dijo que hasta septiembre no atendería ninguna propuesta de venta de las acciones de su familia. ¿Cree que las cosas han cambiado desde entonces y que no hay intención de vender?

No tengo motivos para dudar de lo que se nos ha trasladado desde el principio, y que no ha sido otra cosa que el deseo de la familia Fernández de vender sus acciones. ¿Mandaría yo una propuesta, una declaración de intenciones si alguien no está dispuesto a vender? Le aseguro que no, por lo que entiendo que todo sigue su curso.

¿Hay alguien más que Marcos Basante en esta operación?

Somos un grupo de amigos, empresarios y aficionados al deporte en general. Contamos con gente asturiana de gran relieve que participa en este proyecto. En el caso de que finalmente se llegue a un acuerdo, constituiremos una sociedad a través de la cual realizaremos la inversión.

¿Puede desvelar el nombre de alguno de sus socios?

Tiene que entender que en estos momentos del proceso no puedo dar nombres. Lo que sí puedo asegurar es que no vamos de farol. Estamos preparados para asumir la gestión del Sporting si su actual máximo accionista acepta nuestra propuesta. No venimos a descubrir América, sino a aportar sabiduría y honradez.

¿Qué proyecto plantea para el Sporting?

Sin duda alguna, lo que más nos anima es Mareo. Nosotros tenemos elaborado un documento de casi cien folios que en su momento desvelaremos y que abarca todos los estamentos del fútbol y en el que el trabajo de cantera será su principal pilar. Creemos que en el Sporting las cosas se pueden hacer mejor porque el equipo y la entidad se lo merecen.

¿Qué cosas creen que fallan?

Bueno, pues con los tiempos que corren que el Sporting esté en el puesto 13 de 22 en índice de transparencia, pues ya dice bastante de esas cosas que hay que mejorar.

¿Está Abelardo en ese proyecto?

Por supuesto. No nos planteamos desarrollar el proyecto sin Abelardo y sin la base de este equipo, que es la que ascendió a Primera dando todo un ejemplo de coraje y amor por unos colores.

Supongo que se siendo como es natural de La Robla, Gijón no es nada desconocido para usted.

Por supuesto que no. He pasado muchos veranos de mi infancia camino de la playa de San Lorenzo y en la Feria de Muestras. También a El Molinón, donde he visto muchas veces al Sporting. Es un equipo que he seguido siempre por esa cercanía que tenemos los leoneses y asturianos. Lamentablemente ahora no soy tan asiduo a Gijón por motivos laborales, pero sigo yendo bastante.

 

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 3.4 puntos3.4 puntos3.4 puntos3.4 puntos3.4 puntos (10 votos)