Reportajes
REPORTAJE
Crema, carbónico y cariño
El leonés Daniel Giganto es el camarero del país que mejor tira las cañas, un mundo el de la cerveza lleno de secretos, donde la experiencia y la habilidad son la clave
Luis V. Huerga / @luisvhuerga
21/03/2014 (20:51 horas)
Vote 
Resultado 4.5 puntos4.5 puntos4.5 puntos4.5 puntos4.5 puntos (11 votos)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Para tirar bien una cerveza hay que tener en cuenta tres factores. Primero, que la espuma no sea espuma, sino crema. Después, lograr que el carbónico cree una capa ante la propia crema y el resto de la cerveza y, por último, cariño. De esta forma se logra una caña perfecta, capaz de ensalzar los matices de sabor y que esta bebida, muy sensible, no se oxide y se pueda disfrutar con pausa, como las buenas cosas de la vida.

Con estos elementos, además de su experiencia y su habilidad, el leonés Daniel Giganto, sumiller del Restaurante Amancio y concetelero del pub Luna 9, logró hace unas fechas el honorable título de ser el camarero que mejor pone las cañas en España. Logró superar la competencia de una treintena de profesionales del sector para alzarse con el Campeonato Nacional de Tiraje de Cerveza Estrella Galicia, que se ha celebrado durante el Salón de Gourmets de Madrid.

La prueba consistió, primero, en tirar dos cañas en dos minutos. Después, tirar dos cañas y un botellín en minuto y medio para, después, repetir el proceso en un minuto y veinte segundos. Pero también, contestar preguntas técnicas sobre el mundo de la cerveza y sobre la forma ganadora de tirar la caña.

El leonés Daniel Giganto, proclamado el mejor tirador de cerveza de España. 
 
Experiencia y habilidad

“Hice un tiraje a dos tiempos, que es más adecuado para las cervezas que se sirven en España. El botellín, en dos golpes, para sacarle la espuma igual que si se tira con tirador”, explica Giganto tras la barra del Restaurante Amancio, que asegura que “lo marca el tipo de tiraje es el tipo de cerveza”.

Tiro continuo, de dos golpes, a dos tiempos, echar primero la cerveza y luego el carbónico y la crema, tiro de dos veces, con giro… La cerveza lleva una técnica que la “mezcla de la experiencia y la habilidad” permite que el resultado no sea una simple caña, sino una caña de premio. “Es responsabilidad nuestra, de los camareros, si tiramos una caña buena o sin una caña sin más”.

Crema, carbónico y cariño, las claves de una cerveza bien tirada.

El sumiller y coctelero leonés, el pleno proceso de tiraje.

Daniel Giganto, el campeón nacional de Tiraje de Cerveza.

La caña bien tirada deja cercos de espuma (encaje de Bruselas) que delimitan cada trago.

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 4.5 puntos4.5 puntos4.5 puntos4.5 puntos4.5 puntos (11 votos)