León
LEÓN
"¡Ay! Me duele la corrupción"
Medio centenar de funcionarios se vacuna ante la sede de la Junta para pedir que se persiga la corrupción y se deje de culpar a los trabajadores del origen de la crisis
Luis V. Huerga
30/11/2012 (16:48 horas)
Vote 
Resultado 4.3 puntos4.3 puntos4.3 puntos4.3 puntos4.3 puntos (25 votos)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
“Vacunamos contra indiferencia, la baja autoestima, la indignidad, el nepotismo, el pasotismo, la ineficacia, el olvido, el despilfarro, la represión o la arbitrariedad”. Ataviados con  vestuario de médicos y enfermeros, un grupo de trabajadores de la administración en la delegación territorial de la Junta de Castilla y León se han armado de aguja y algodón para vacunar a los presentes contra la corrupción.

El colectivo ‘Viernes negro’, que desde hace meses lleva sacando a la calle las reivindicaciones de los funcionarios, a quienes se les ha reducido sus salarios y se les ha suprimido la paga extraordinaria de Navidad, considera que los recortes deben ir por otro lado, y aplicarlos a la “administración paralela” de puestos escogidos “a dedo” y hacer frente a la corrupción.

Insisten en que no son los causantes de la crisis, tal y como ha explicado durante este acto de protesta Quini Martínez, portavoz del colectivo, por lo que ha reclamado una Ley Anticorrupción que realmente cumpla su objetivo. “Su campaña de recogida de dinero con la amnistía fiscal ha sido un rotundo fracaso porque pensaban recaudar 2.500 millones y apenas han recaudado 150, el 10%”.

Una funcionaria, tras recibir la 'vacuna contra la corrupción' en la delegación de la Junta.

Imagen de la mesa para la vacunación 'anticorrupción'.

Los 'médicos' han tenido que atender largas colas de personas para vacunarse contra la corrupción.

Por ello, temen que para el año que viene “haya nuevos recortes, indudablemente en los funcionarios, y probablemente pensionistas y desempleo”. Todo ello, a pesar de que Martínez ha defendido al colectivo de los funcionarios como los garantes de los derechos de los ciudadanos, independientemente del color político que gobierne la administración.

Un bocadillo en Navidad

Además, ha asegurado que el ciudadano se ha sensibilizado con su situación y se sienten “comprensivos” con estos trabajadores. Además, “los comercios y los bares están notando mucho que se les baje el sueldo a los funcionarios”, a lo que suma el incremento de los impuestos que está provocando que la economía se contraiga”.

Para el próximo 14 de diciembre se ha convocado un nuevo acto de protesta. Las plaza de la Regla será en León el escenario de una concentración de funcionarios a nivel nacional, cuya iniciativa ha partido de Madrid, en la que los trabajadores de las administraciones tomarán un bocadillo a las 22 horas porque “este año no tenemos dinero ni para cenas de Navidad ni para poder cenar con la familia”.

Un instante de la 'campaña de vacunación'.

'Dr. Oposición' se podía leer este viernes en la 'acreditación' de los médicos.

Una mujer simula un mareo tras ser 'vacunada' contra la corrupción.

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 4.3 puntos4.3 puntos4.3 puntos4.3 puntos4.3 puntos (25 votos)