«La Junta debería dedicarle más cariño y esfuerzo a León para alcanzar el desarrollo económico que necesita»

Javier Cepedano, presidente de la Fele, en su despacho. /
Javier Cepedano, presidente de la Fele, en su despacho.

Javier Cepedano celebra los 40 años de la Fele exigiendo al Gobierno la misma equidad para Castilla y León que para otros territorios y recelando de una Comunidad «excesivamente grande que complica el reparto»

A. CUBILLAS

La Federación Leonesa de Empresarios (Fele) cumple 40 años. Lo hace con Javier Cepedano como su presidente, un convencido de León, de sus posibilidades y sobre todo del potencial de sus empresarios. Encaró no sin dificultades las turbulencias de la peor crisis económica del país que hicieron tambalear los cimientos de la federación, asfixiaron hasta la quiebra a números colegas y convirtieron a los empresarios en centro de todas las críticas.

Apela al optimismo como la fuerza que conduce a las metas. Optimismo que, sin embargo, no le ciega ni le impide ver la delicada situación que atraviesa la provincia de León. De norte a sur; de este a oeste, convencido de que su desarrollo pasa por el desarrollo de los sectores Bio, TIC, servicios y el agroalimentario.

No busca culpables aunque sí reconoce que el trato de la Junta de Castilla y León podría ser mejor. Equidad la que también le pide al Gobierno de España para una Comunidad especialmente agraviada en los presupuestos generales. Pero va más allá. Cepedano no oculta su rechazo a una autonomía que supera en tamaño a un país como Portugal y que obliga a repartir el paste en nuevo trozos.

Qué balance hace de estos 40 años

Estos 40 años han sido un progreso continuo de desarrollo de las organizaciones empresariales, un éxito para el reconocimiento de la empresa en los que la Fele ha contribuido de manera especial al desarrollo económico de la provincia dentro de las dificultades y las situaciones de crisis que hemos atravesados.

Mis diez años al frente de la Fele han sido especialmente complicados, teniendo que hacer frente a numerosas bajas de asociados que nos obligó a trabajar duramente para lograr la reestructuración de la federación, modificando y adaptándola a los nuevos tiempos y, sobre todo, dotándola de una tranquilidad financiera.

La constitución de la Fele es anterior a Castilla y León. ¿Entiende que ha supuesto un lastre para el desarrollo de León?

Lo que sí ha pasado es que desde ese momento hay que repartir entre nueve. Con lo cual, el reparto es más pequeño.

¿Más pequeño y desfavorable también en el caso de León?

Está claro que podría ser mejor el trato. Creo que desde la Junta de Castilla y León se intenta tratar a las nueve provincias de la mejor manera posible, lo que no quita que León y determinados sectores estén necesitamos más que otros.

Un ejemplo de ellos es el tema de las comunicaciones. Cómo es posibles que en el siglo XXI no estemos debidamente comunicados con Valladolid o Asturias. Ahí yo creo que si estamos en peores condiciones que otras provincias de la Comunidad. Y más aún si pensamos en el Bierzo.

Tampoco nos podemos olvidar de la minería que conlleva mucho y creo que si es necesario que se haga un esfuerzo grandísimo para que se empiece a crear empleo e industrias alternativas al sector del carbón.

Es decir, León merece más

No digo si más o menos. Pero a León la Junta debería dedicarle más cariño y más esfuerzos para crear esas infraestructuras y ese desarrollo económico que necesitamos en la provincia.

Cree entonces que es factible una comunidad más extensa que Portugal

Castilla y León me parecen excesivamente grande. Soria está más en Zaragoza que en León. Fíjate la distancia que existe con El Bierzo. Me parece que es una comunidad excesivamente grande. Y que cuando llega la hora de repartir es mucho más complicado.

¿Qué es y qué representa la Fele?

La Fele es un soporte necesario y fundamental para la sociedad leonesa, tan necesaria que es la que, junto a los sindicatos, interviene en la negociación colectiva, siendo mediador en todos los convenios. Pero nuestra labor va más allá. La Fele suma 200 representaciones, siendo especialmente importante la Presidencia del Consejo Social de la Universidad de León y su presencia en el Consejo Económico Social, en la CEOE, la Cepyme o Cecale.

¿Es importante que el tejido empresarial se organice entorno a organizaciones como la Fele?

La Fele lo que hace es defender los intereses del mundo empresarial a través de la representatividad en cada lugar que corresponde. Estamos presentes siempre que se aborda el desarrollo económico de León por ser una organización fundamental para su consecuencia. Podrá ser mejor o peor, podría haber sido mucho mejor, no digo que no, pero es cierto que desde la Fele hemos contribuido con el desarrollo económico de León.

Cómo ve la situación de León

No es buena. Es una situación que obliga que todas las fuerzas sociales y las administraciones estén presentes en la toma de decisiones. Desde la Fele entendemos que el futuro de León pasa principalmente por el desarrollo de cuatro focos: la biotecnología, el sector TIC, el agroalimentario y servicios. Esos cuatro focos son importantísimos.

Además para la Fele el desarrollo de infraestructuras es un pilar clave para el desarrollo de León. De ahí nuestra inclusión en la plataforma para el Impulso de la Logística en el Noroeste porque entendemos que el corredor que une Portugal con Salamanca, Valladolid, Burgos y País Vasco no nos aporta nada y es necesario crear esos lazos de unión con Cantabria, Asturias y Galicia. Tenemos que demandar que se vayan creando infraestructuras porque consecuentemente vendrá el desarrollo económico.

¿Cuáles son las principales reivindicaciones de la Fele?

Independientemente de nuestro carácter empresarial, demandamos una administración más dinámica, más efectiva y con menos personas al frente. Además es necesario una bajada en la fiscalidad en general y, como no, queremos un trato igual o parecido al de otras comunidades a la hora de repartir los Presupuestos Generales del Estado.

¿Merece más Castilla y León?

No estoy hablando de merecer o no merecer. Yo simplemente comparo. Y cuando comparo los presupuestos veo el cariño tan especial que se le ha dado a Cataluña o a Canarias. Yo también quiero cariño y ese cariño me lo tiene que dar esos políticos que les hemos votado para que nos representante. Y ello requiere que desde Castilla y León sean más reivindicativos.

La Consejería de Empleo incide en centrar los esfuerzos no en traer nuevas empresas sino en impulsar el crecimiento de las empresas ya asentadas en el territorio. Sin embargo, estará de acuerdo en que la llegada de una gran empresa revertiría la situación de León

Por supuesto que sí aunque creo que la empresa grande está ya donde está y no tiene posibilidades de incorporarse o movilidad. Sin embargo, entiende que puede haber proyectos empresariales de pymes con 50 trabajadores que perfectamente se podrían traer aquí y para ello se necesitan un esfuerzo. Tenemos un parque tecnológico que podría crecer más y ubicar más empresas.

Qué bonito sería captar grandes empresas fundamentalmente en torno a los cuatro sectores que desde la Fele entendemos como los cuatro pilares para León. Los empresarios debemos forzar a las administraciones para que o traigan empresas o bien desarrollen las infraestructuras que las fuercen en venir. En este sentido, las comunicaciones son básicas y fundamentales. El AVE nos ha dado un vuelco en el transporte de pasajeros pero también necesitamos impulsar el de mercancías, trasladar el mundo empresarial de un lado a otro.

Muestra una visión muy optimista de León cuando la tasa de paro se mantiene frente a una importante sangría poblacional ¿Cómo podemos revertir la situación?

No hay una varita mágica. Lo que hay que hacer es ir poniendo los cimientos para un futuro. Para eso la universidad es básica. Debemos formar talento y lograr que ese talento se quede en León. Y ello exige de un compromiso importante por parte de las administraciones y sobre todo por parte del mundo empresarial. El mundo I+D es el camino y necesitamos para evitar la fuga del talento y para ello hay que crear empleo. Es importantísimo una buena unión entre la universidad y el mundo empresarial.

El sector primario y servicios pueden ser suficiente para sostener la economía de León.

En la agroalimentación hay un camino importantísimo. No solo es producir. Lo importante es transformar y de una industria manufacturada importantísima. Creo en el sector agroalimentario como primero sector pero hay que darle continuidad y desarrollo.

Por su parte, creo que todo lo que esté vinculado al sector servicios es positivo pero para eso necesitamos buenos medios de comunicación. No solo necesitamos una comunicación buena León-Madrid a través del AVE. Necesitamos que el AVE funcione y tener una línea y directa rápida con Asturias para impulsar los intercambios comerciales. Pero también es necesaria comunicar a Ponferrada con Ourense porque es una forma de crear riqueza.

Es decir, el de León no sobra a pesar de que la Comunidad cuenta con cuatro aeropuertos.

En absoluto. Desde la Fele apoyamos el aeropuerto desde todos sus ámbitos y no en exclusiva el transporte de mercancías y entendemos clave la implicación del sector turístico para su impulso. En cualquier caso, lo que está claro es que si no hay viajeros hay que darle salida a las mercancías.

¿Cuál es el futuro de la Fele?

La Fele va a seguir en su lucha por la negociación colectiva, la participación y representación empresarial en todos los organismos donde hay que tomar decisiones. Además vamos a seguir volcado con el mundo del emprendedor, ayudando y colaborando a su desarrollar. Pero sobre todo vamos a defender los intereses empresariales.

Los damnificados por la crisis: empresarios o trabajadores

Creo que esta delicada coyuntura económica ha perjudicado tanto a trabajadores como a empresarios que se han visto obligado a cerrar su empresa y han perdido su patrimonio personal. Pero creo tanto para unos como otros hemos sacado algo bueno: la necesidad de ser prudente a la hora de la toma de decisiones.

Un consejo para los futuros empresarios

Innovación, eficacia y constancia. Deben ser innovadores, eficaces y constantes en lo que creen.

¿Cuánto le queda a Javier Cepedano al frente de la Fele?

Al menos dos años aunque el tiempo lo dirá. Pero tengo una cosa clara. Los cambios son buenos.