En verano suena Sahagún

Piscinas de Sahagún

Esta localidad tiene hasta tres piscinas para que todos los bañistas tengan un lugar idóneo para el baño, además de estar rodeado de amplias zonas verdes y multitud de pistas polideportivas

LEONOTICIASSahagún

En verano suena Sahagún. Hasta tres piscinas tiene esta localidad para que todos los bañistas tengan un lugar idóneo para el baño. Este complejo deportivo cuenta con una piscina para los más 'peques' donde poder chapotearse y jugar sin ningún tipo de peligro, todo ello decorado por una gran seta que desprende agua desde su parte más alta. A su lado, se encuentra el lugar que despierta más entusiasmo, una piscina semi olímpica rodeada de toboganes e hinchables que desprende la felicidad de todos los niños que cada día se acercan por aquí.

Por último, una piscina más grande en la que poder darse un baño tranquilamente o practicar natación completa el recinto de verano de esta localidad. Esta piscina está diseñada para que los adultos puedan disfrutar de un día de paz y tranquilidad mientras que los niños revolotean, sin que nadie se moleste.

Todas las piscinas están rodeadas de zonas verdes que permiten tomar el sol y descansar, a la vez que hay amplias zonas sombrías tan buscadas en estos meses de calor. Una zona donde poder comer dentro de este reciento también es uno de los lugares más demandados. Todo ello rodeado de multitud de pistas donde practicar tenis, futbol sala, baloncesto etc. Además de poder jugar al futbol gracias al terreno de juego que tienen en los aledaños de estas instalaciones.

Un bar que permanece abierto durante todos los días de este verano es un reclamo perfecto para disfrutar de un buen aperitivo o un buen refresco.

Con unas instalaciones inmejorables a precios populares asequibles, a todos los bolsillos, hacen que durante estos meses estivales numerosas personas disfruten de este recinto.

Más que agua

Sahagún no sólo vive del agua, es un lugar de descanso en el Camino de Santiago, por lo que es lógico que lo que hay que ver en Sahagún sean templos y el monasterio que permitió el crecimiento de esta población; conviene no olvidar visitar el cercano Santuario de la Peregrina.

Cultura, gastronomía e historia conviven en esta localidad que durante estos meses de verano se refrescan en sus piscinas municipales.

 

Fotos