Leon Termal Sport, especialistas en envejecimiento activo

Instalaciones de León Termal Sport/
Instalaciones de León Termal Sport

El uso de centros termales en personas mayores facilita un envejecimiento activo, pues contribuye a rehabilitar y recuperar funciones, al mismo tiempo que evita otros tratamientos más lesivos, elevando, en consecuencia, su nivel de calidad de vida

LEON TERMAL SPORT es un centro termal situado en Santa María del Páramo, un gran espacio de 2.000 metros cuadrados, de los que más de 1.000 están destinados a zona de circuito termal, con seis piscinas, saunas y elementos de contraste.

En la planta baja una gran piscina activa central protagoniza un espacio interactivo de relax dotado con chorros de agua de diferentes tipos y presiones, zona central de río con corriente , asientos de hidromasaje y de burbujas, camas de hidromasaje, geiser, chorros verticales, cuellos de cisne y una gran cascada de agua que desciende desde una altura superior a tres metros para disfrute de los bañistas. En este mismo nivel el usuario dispone además de una piscina de natación, dos minipiscinas de hidromasaje, una minipiscina relax exterior caliente, dos saunas, una seca y otra húmeda, y elementos de contraste como poza fría, pediluvio y duchas de contrastes. Una combinación de técnicas excepcional para disfrutar eliminando el stress, favoreciendo la eliminación de toxinas y obteniendo demostradas mejoras en los sistemas de circulación sanguínea y aparato respiratorio y locomotor. Para aquellos que deseen un poco de relajación extra, el centro dispone de una zona de cabinas para la aplicación de diversas técnicas termales, corporales y manuales, tales como chorros, envolturas o masajes.

Efectos del agua sobre el organismo

La inmersión en piscinas de agua caliente tiene efectos sobre nuestro cuerpo, estos son debidos a la combinación de cuatro factores o mecanismos fundamentales: mecánicos, térmicos, general inespecífico y psicotropo

Las acciones mecánicas están basadas en:

- Factor de empuje o flotación (expresión del principio de Arquímedes): la fuerza de empuje en una persona sumergida en el agua supone una descarga considerable de peso, estableciéndose una disminución aparente del peso que puede llegar al 10% del peso real cuando el cuerpo está sumergido hasta el cuello. Esto facilita el movimiento activo incluso cuando la musculatura está debilitada.

- Presión hidrostática: actúa como factor de compresión, muy interesante cuando la persona esté en bipedestación, cuando la fuerza compresiva es máxima en las extremidades. Además de usarse en la rehabilitación tiene importantes aplicaciones en problemas de la circulación periférica.

- Factor hidrocinético: el agua puede aplicarse a cierta presión sobre el organismo; este factor hidrocinético actúa como estímulo percutorio (masaje mecánico) graduable en intensidad, calibre e incidencia. También se pueden incluir aquí los efectos derivados de las movilización del agua utilizar (producción de corrientes, inyección de aire). Los principales acciones se ejercen sobre la circulación sanguínea y linfática, piel, sistema muscular y otros órganos y aparatos

Las acciones térmicas se deben fundamentalmente al alto calor específico del agua y a su conductividad térmica, de manera que le permite almacenar gran cantidad de calor y también perderlo lentamente. En general se puede decir que el agua caliente produce vasodilatación y sedación y el agua fría vasoconstricción y estimulación.

La acción general inespecífica fue descrita por Krebs en 1920 y hace referencia a que cualquier estimulación mecánica o térmica de la piel actúa como agente inespecífico de irritación y determina una respuesta. El objetivo de esta respuesta es poner en marcha mecanismos compensadores que permitan al organismo adaptarse a la agresión. Así, en la aplicación de las técnicas hidroterápicas, tanto las aplicaciones de calor o frío, como las aplicaciones con presión (duchas, chorros) son débilmente agresoras, poniendo en marcha mecanismos de defensa, que se relacionan con una respuesta neuroendocrina compleja en la que ejerce un papel importante el eje hipotálamo-hipofisario.

La acción psicotropa se puede resumir indicando que las prácticas hidroterápicas ejercen una influencia psicológica beneficiosa. .

Envejecimiento activo

La Organización Mundial de la Salud define Envejecimiento Activo como el "proceso de optimización de oportunidades de salud, participación y seguridad con el objetivo de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen". Las políticas de «envejecimiento activo» tratan de potenciar las capacidades de la persona cuando envejece, de llevar una vida productiva en la sociedad y en la economía. El uso de centros termales en personas mayores facilita un envejecimiento activo, pues contribuye a rehabilitar y recuperar funciones, al mismo tiempo que evita otros tratamientos más lesivos, elevando, en consecuencia, su nivel de calidad de vida.

Leon Termal Sport dispone de abonos para una asistencia cotidiana al centro, entre sus abonados actuales un 20% son mayores de 60 años - 58% mujeres y 42% varones - que acuden de forma habitual al centro termal disfrutando de los beneficios para su salud física y psíquica.

Contenido Patrocinado

Fotos