leonoticias.tv | Los antruejos resisten la lluvia y llevan el Carnaval ancestral a León

Tradición y carnaval se dan la mano en las calles de León.

La capital se convierte en el escaparate del antruejo tradicional con grupos de toda la provincia y de Portugal

LEONOTICIASLeón

La fiesta más carnavalera y tradicional sale a la calle en León capital. Llegan los antruejos, como elemento diferenciador con el fin de atraer cada vez más gente de León y provincia. De esta manera, la ciudad de León se convierte en el escaparate del antruejo tradicional.

En el Desfile de los Antruejos Leoneses participan Salsas (Portugal), Zafarronada de Riello, Antruido de Riaño, Antruejos de Velilla de la Reina, Jurrus y Castrones de Alija del Infantado, Antruejos de Cimanes del Tejar, Antruejos de Carrizo de la Ribera, Alcoba de la Ribera, Quintanilla de Yuso, Las Burras de Tremor de Arriba, Pombriego, Carnaval Tradicional de Santa Olaja de Eslonza, Caretos de Villalfeide y Carnaval Tradicional de Pozos de Cabrera.

La 'ronda tradicional de antruejos' parte a las siete de la tarde de Sáenz de Miera frente al Parque de Bomberos para recorrer la Avenida Palencia, Glorieta Guzmán el Bueno, Ordoño II, Plaza de Santo Domingo y Calle Ancha para acabar en la Plaza de Regla, frente a la Catedral.

El entierro de la Sardina

El programa de Carnaval finalizará este miércoles con el 'Entierro de la Sardina'. A las ocho de la tarde comenzará el desfile. Obispo, monaguillo y fiscal, banda de música fúnebre y cortejo ciudadano de luto y acompañarán al cadáver de la sardina hasta su trágico final, en la hoguera (a las 21.00 horas en la Plaza San Marcelo). El cortejo fúnebre saldrá de la Plaza de Regla y continuará por Calle Ancha, Varillas, Platerías, Plegarias, Plaza San Martín, Zapaterías, Teatro, Plaza Don Gutierre, Fernández Cadórniga, Plaza de las Concepciones, La Rúa y Teatro, para acabar en la Plaza San Marcelo. Colaboran Federación de Asociaciones Vecinales 'Rey Ordoño' y Federación de Peñas 'Reino de León'.

La sardina está expuesta hasta el momento de su 'sepelio' en el Consistorio de San Marcelo, con su correspondiente 'libro de condolencias'.