Rodríguez Zapatero: «Es grave que el centroderecha se abrace a los que, por ellos, hoy no se votaría. No saben dónde se han metido»

Tudanca, Zapatero y Cendón, este viernes, durante el cierre de campaña en León. / N. Brandón

El expresidente del Gobierno cierra la campaña electoral del PSOE de León haciendo bandera de patriotismo, recordando que la solución a la crisis de Cataluña se encuentra en el diálogo y la inteligencia y advirtiendo que los insultos de la derecha son la respuesta a la imposibilidad de criticar a la gestión de Pedro Sánchez

A. CUBILLASLeón

José Luis Rodríguez Zapatero hizo patria en su tierra. El expresidente del Gobierno fue el encargado de cerrar la campaña electoral del PSOE de León con el calor de más de un millar de leoneses que abarrotaron el pabellón del colegio Luis Vives.

«El domingo vamos a ganar, a la derecha A de altiva, a la B de borde o a la C de crispada», arrancó con ahincó Rodríguez Zapatero, que recordó la «seriedad y la gravedad» que representa que lo que era el el centro derecha de España se abrace a la extremaderecha, «a aquellos que, por ellos, los españoles no hubieran votado en estos 40 años».

En detalle

Por ello, recordó que el domingo tiene que haber una votación de afirmación democrática en León y España, de afirmación de la convivencia, del respeto, del diálogo y de la autenticidad de la política que destierra la mentira, que mantenga el rumbo de España en el progreso, «tras pasar de historia triste a ser un país del progresos y más feminista del mundo».

Zapatero abordó la problemática de los pensionistas, a los que el PSOE les posibilitó tener una pensión «por dignidad de país», demostrando ser la España del oxígeno y la libertad para millones de ciudadanos.

«El viaje a ninguna parte»

Un acto en el que Zapatero hizo bandera de patriotismo, el que se demuestra, continuó, arrimando el hombro desde la oposición para evitar que a España le vayan mal, como se hizo en la lucha antiterrorista con Aznar o cómo hizo Pedro Sánchez con Mariano Rajoy ante el conflicto territorial de Cataluña.

Arrimar hombro, continuó, cómo no hicieron ellos «cuando yo intentaba terminar con ETA o no han hecho con Sánchez, acusándole de vender España a los independentistas, utilizando la patria España a pesar de ser mentira».

Afortunadamente, continuó, queda el orgullo para la historia del PSOE y sus 140 años sirviendo a España, el orgullo de haber sido leales en la oposición, leales en el Gobierno, firmes frente al terrorismo.

Precisamente y aborando el conflicto de Cataluña, Zapatero aseguró que los independentistas han iniciado un viaje a ninguna parte, y la mejor prueba es que ningún Gobierno en el mundo ha reconocido la independencia de Cataluña.

Por ello, trasladó un mensaje de tranquilidad e instó a la derecha a no volver a abrir una brecha en la sociedad catalana, que hay que recuperar «sólo con el diálogo y la inteligencia, eso es la política».

«Esto de VOX se contagia»

Y ahora, se preguntó, porque están tan desbocados, si será porque «esto de VOX se contagia o por qué echan de menos a Mariano Rajoy», y advirtió de que no son conscientes dónde se han metido, «que no es otro que en un proceso de crisis muy serio».

«Tanta infamia y tanto insulto es porque no tienen nada para ofrecer, porque la economía ha mejorado, se han recuperado derechos, se ha puesto en marcha la transición energética. No tienen nada que criticar al Gobierno de Pedro Sánchez y, por ello, están desesperados con criticar».

Incibe y Ciuden

A nivel local, Zapatero remarcó que tanto Incibe como Ciuden son las herramientas para que León vuelva a ser una gran referencia de futuro y motor de desarrollo de la provincia y, además, trasladó todo su apoyo y compromiso con Luis Tudanca para aprovechar la mejor oportunidad que tienen Castilla y León para volver a la senda de la modernidad y del progreso.

Es más, recordó que quién podría hacer la crítica sobre los problemas territoriales de España sería el PSOE, porque el Plan Ibarretxe y de los independentista en Cataluña se produjo con la derecha en el poder. «Tengan comprensión y respeto porque antes y ahora es el PSOE el que tiene que enderechar las dos crisis formadas por los populares».

Punto, en el que el expresidente aprovechó para hacer un reconocimiento a Pedro Sánchez por su valentía a la hora de soportar en los debates las descalificaciones «sin límites que proliferó la derecha».

El país de las libertades

Por tanto, continuó, quién tiene capacidad y ha sido la columna vertebral del proyecto constitucional es el PSOE, el partido que ofrece sensatez, convivencia y futuro, tendiendo la mano a todas las fuerzas políticas. «Es más necesario que nunca votarle en la historia de la democracia de España».

«Me felicitó y me siento orgulloso que las políticas puestas en el programa electoral y comenzadas en estos 10 meses vayan en la línea de mejorar y hacer de España un país progresista, avanzada y moderna», remarcó Zapatero, que instó a no hacer pequeña y limitar al país.

En este sentido Zapatero recordó que este domingo la sociedad se juega el feminismo o el machismo, la convivencia o la crispación, los derechos o los recortes, las libertades o la eliminación de derechos, la España reconocida por su capacidad de integrar a los que vienen de fuera o ser una España como la de Saldini en Italia que «me produce indignación».

Y por ello, el expresidente del Gobierno confío que la derecha, «la de la crítica y los insultos», aprendan con la derrota del próximo domingo, trasladando su máximo agradecimiento por el cariño y apoyo recibido por los compañeros y recordó que hoy más que nunca se siente orgulloso de ser militante del PSOE.

«Todos los leoneses que voten al PSOE que piensen en la España de las libertades, convivencia, del respeto y de la España del futuro. Votemos al PSOE el próximo domingo», concluyó Rodríguez Zapatero, ante un entregado público.