Elecciones 28-A

Cendón defiende la memoria histórica como «política de Estado y necesidad democrática»

Cendón defiende la memoria histórica como «política de Estado y necesidad democrática»

«Frente a las ofensas de la derecha en el Senado, criticando que se fueran a destinar 15 millones para 'desenterrar huesos', el PSOE considera que se debe dar un nuevo impulso a la Ley de 2007»

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Los candidatos del PSOE de León al Congreso y al Senado han protagonizado este domingo, 14 de abril, fecha en la que se celebra el 88 aniversario de la proclamación de la II República, un emotivo acto de homenaje a las personas que fueron represaliadas por el franquismo en el memorial de Benllera.

Allí se han dado cita los integrantes de la lista a la Camara Baja Javier Alfonso Cendón y Andrea Fernández y el número uno al Senado, Salvador Vidal. También participaron, entre otros responsables socialistas, la secretaria de Memoria Histórica del PSOECyL, la leonesa Beatriz García, la candidata a las Cortes Nuria Rubio y Teresa Gutiérrez alcaldesa de Carrocera, en cuyo término municipal se asienta el monumento.

Javier Alfonso Cendón recordó las palabras de la senadora del PP por León y de nuevo candidata, Ester Muñoz, que calificó de «unos huesos» a los miles de represaliados que siguen en las cunetas a la espera de ser rescatados. «Frente a las ofensas de la derecha en el Senado, criticando que se fueran a destinar 15 millones para «desenterrar huesos», o a la deshonra de escuchar en el Parlamento de Andalucía, a la extrema derecha, llamarnos «buscadores de huesos», el Partido Socialista considera que se debe dar un nuevo impulso a la Ley de Memoria Histórica y a las políticas de reparación de las víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura», apuntó.

Cendón agregó que, siguiendo las recomendaciones de las Naciones Unidas, «el Estado debe asumir directamente la gestión de las políticas y actuaciones de búsqueda de la verdad, justicia y reparación a las víctimas. Aspiramos a que la Memoria Histórica se convierta en una política de Estado y necesidad democrática y que su aplicación se lleve a cabo de manera efectiva, no dependiendo de la voluntad del Gobierno de turno».

El líder de los socialistas leoneses, que también preside la Asociación para el Estudio de la Represión en León (Aerle), reseñó que los siete años de Gobierno del PP han supuesto una involución para la Memoria Histórica. «En 2007, el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, aprobó la Ley de Memoria Histórica, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura, con un amplio consenso».

Desde la entrada en vigor de la Ley, el Gobierno socialista elaboró un mapa de fosas y se articularon protocolos para la localización, exhumación e identificación de los desaparecidos, apoyando con dinero público esta tarea. Se intensificó la labor de retirada de símbolos franquistas. Se concedió la nacionalidad española a los descendientes del exilio y a los brigadistas internacionales.

Se creó, en 2008, la Oficina de Víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura para una atención e información centralizada al colectivo. Se articuló un procedimiento para el acceso a archivos, incluidos los históricos. «Pero en 2011, el PP llegó al Gobierno, redujo a 0 euros esta partida presupuestaria y suprimió la Oficina de Ayuda a las Víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura», agregó el candidato socialista.

Javier Alfonso Cendón precisó que los socialistas «continuamos liderando la política de memoria histórica y durante los diez meses de gobierno socialista hemos creado, por primera vez en nuestra historia democrática, una Dirección General para la Memoria Histórica, hemos culminado el procedimiento administrativo para exhumar al dictador Franco del Valle de los Caídos, cumpliendo con el requerimiento parlamentario de mayo de 2017, y hemos destinado en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado 2019, rechazado por la alianza de la derecha y los grupos independentistas, una dotación de 15 millones de euros para la memoria histórica, entre otras medidas».