Silván celebra su derrota y hace un llamamiento a la «mayoría absoluta» del centro-derecha

Antonio Silván celebra los resultados electorales con su equipo. / Campillo

El Partido Popular solo descarta formar gobierno con el PSOE y con Podemos y buscará mantenerse al frente del Ayuntamiento de León siguiendo «la voluntad que el electorado leonés ha trasladado»

Rubén Fariñas
RUBÉN FARIÑASLeón

Alegría desmedida ante una derrota electoral. Gritos de «alcalde, alcalde» a pesar de haber cedido un escaño y convertirse en la segunda fuerza de la capital leonesa.

Antonio Silván llegaba eufórico, triunfal, a la sede electoral a minutos de la una de la madrugada, una vez finalizado el recuento de votos de las Elecciones Municipales 2019.

Ovacionado por los suyos, el candidato del Partido Popular a revalidar la Alcaldía de León ha repartido besos y abrazos entre sus fieles y la sonrisa ha permanecido en su rostro durante varios minutos.

El líder del PP en la capital ha tomado la palabra para lanzar una proclama: «Lo primero que quiero decir es que el centro-derecha en León ha ganado las elecciones en la capital», una frase rota por los aplausos y vítores de los afiliados.

La «mayoría absoluta» del centro-derecha

Hasta una decena de veces, Silván apeló al «centro-derecha» para formar gobierno, apelando a esa «mayoría absoluta». Y con esos votos de Ciudadanos y VOX, que el 'popular' necesitaría para mantener el bastón de mando, se postuló como candidato a alcalde y garantizar así «una gestión eficaz» desde esta zona del arco parlamentario.

«Hago ya ese llamamiento a todas las fuerzas políticas que concitan esa voluntad que el electoral leonés ha trasladado. Ese ejercicio hay que hacer y que estamos en condiciones de hacer y vamos a hacer», reiteró con euforia el candidato del Partido Popular, quien no aclaró los pactos que buscará en su cometido, aunque sí descartaba a dos fuerzas: «Quien no va a estar es ni el PSOE ni Podemos; los demás les llamo a estar».

Silván pedía tranquilidad a los leoneses y garantizaba que trabajará para mantener el gobierno municipal durante los próximos cuatro años con esta medicina: «Tranquilidad, estabilidad, capacidad de diálogo, entendimiento, gestión eficaz y ser el gobierno municipal de todos los leoneses que nos hayan votado o no, y esa es la diferencia que marcamos».

Del susto a la alegría

La fiesta, cerca de la una de la madrugada, contrastaba con la imagen que se vivía en las Cortes Leonesas horas atrás, cuando los primeros datos del escrutinio daban siete concejales al Partido Popular.

La sede permanecía vacía y el primero en llegar fue SuárezQuiñones, candidato a las Cortes. Poco a poco, el resto de apoderados y militantes se acercaban a este lugar y los resultados mejoraban. El octavo concejal y el noveno, que coincidía con la pérdida de uno del Partido Socialista a favor de VOX dio inicio a los festejos en el PP.

Ahora, los populares miran a Ciudadanos, su socio en los últimos años, y quien tiene la llave del próximo gobierno de San Marcelo.