Un Salón del Vino y promocionar el castillo en Portugal, ejes del proyecto cultural y turístico de Juan Pablo Regadera

Candidato del PSOE al Ayuntamiento de Valencia de Don Juan./
Candidato del PSOE al Ayuntamiento de Valencia de Don Juan.

Estas son algunas de las medidas con las que la candidatura del PSOE pretende desestacionalizar el turismo, poner en valor los recursos de la zona y potenciar una red museística del sur de León

LEONOTICIAS

La creación del Salón del vino es una de las medidas más llamativas y novedosas del proyecto 2019-2027 con las que el equipo del candidato a la Alcaldía por el PSOE, Juan Pablo Regadera, pretende poner Valencia de Don Juan en marcha. «Nuestra comarca debe apostar decididamente por el sector vitivinícola como uno de sus ejes económicos y culturales, diseñando una potente Ruta del Vino oficial. La sede de la DO LEÓN necesita instalaciones acordes con su importancia. Para ello, proponemos un nuevo espacio dedicado al vino en Valencia de Don Juan, que incluya la sede de la DO, salas de catas y espacios para eventos gastronómicos, así como un museo que muestre la riqueza pasada, presente y futura de nuestros vinos», explicó Regadera.

Transformar radicalmente la concepción de la promoción turística en la localidad es otra de las apuestas del PSOE, que cree necesario «dar un impulso al castillo y promocionarlo en Portugal, dados los vínculos históricos con el país vecino, para atraer un turismo de calidad e internacional durante de todos los meses del año, al tiempo que se pondrá en valor nuestro principal monumento, con obras de restauración y excavaciones arqueológicas abiertas al público, así como la apertura del patio de armas, que será visitable todos los domingos de manera gratuita.

Para Juan Pablo Regadera es también importante adoptar medidas para incentivar que los usuarios que disfrutan de las piscinas cada verano tengan incentivos para subir al casco urbano, por lo que se entregarán bonos-descuento de los museos de la localidad y los que se acuerden junto a otras empresas privadas o instituciones, como la Mancomunidad, con la entrada al recinto polideportivo. «Ello esperamos que repercuta positivamente, desea Regadera, en el comercio y la hostelería del municipio».

La apuesta cultural de Juan Pablo Regadera va más allá del Castillo, ya que busca «un aprovechamiento de edificios históricos municipales para uso cultural, educativo o de ocio como puede ser la estación del tren, el molino o el silo» al tiempo que se reforzarán las programaciones culturales con ciclos y certámenes de teatro, cine, pintura, música, fotografía desarrollados a lo largo de todo el año.