La sanidad leonesa llama al colectivo a votar con su bata o pijama de trabajo para protestar contra el «sacylismo»

Imagen de una protesta anterior de los sanitarios leoneses./
Imagen de una protesta anterior de los sanitarios leoneses.

La recién creada plataforma 'No al sacylismo' se constituye con 3.000 personas en la comunidad para denunciar «el machaque sufrido durante estos años por parte del consejero Sáez Aguado»

N. BRANDÓNLeón

Las últimas oposiciones de enfermería han sido «la gota que ha colmado el vaso» entre los sanitarios leoneses y de toda Castilla y León. Por eso, solamente unos días después, una ola de movilización comenzó a crecer en toda la comunidad que finalmente ha dado lugar a 'No al sacylismo', una nueva plataforma «apolítica y asíndical para no dejarse amedrentar más por la Administración», tal y como explica el portavoz de dicha plataforma en León, Carlos Quiñones.

800 sanitarios leoneses ya se han reunido en torno a 'No al sacylismo', logrando llegar a 3.000 en toda Castilla y León. Y es que se sienten «machacados» por la actual Administración y en especial por el consejero de Sanidad, José María Saéz Aguado, que para «nosotros es una persona non grata desde hace muchos años», señala Quiñones. «Son ocho años de prepotencia y mirando hacia otro lado por parte de la consejería. Nos afecta a toda la Sanidad, no ha sabido llevarla».

Llamamiento para el 26M

Para visibilizar sus reivindicaciones, esta plataforma hace un llamamiento a toda la comunidad sanitaria para este domingo electoral. Su protesta será silenciosa pero «muy visual«. Y es que 'No al sacylismo' llama a enfermeras, médicos, celadores, TCAE, técnicos, administrativos... todo el personal del Sacyl para ir a votar en bata o pijama de trabajo como protesta. «Queremos dejar claro que no pedimos voto para ningún partido, cada uno que ejerza su voto con total libertad», explican desde este colectivo.

Lo que piden desde esta plataforma atañe sobre todo al personal eventual, al que «se le está dando un personal horroroso. Hay personas que llevan un año en plantilla flotante y va sabiendo día a día sus turnos. Queremos 'vivir'».

Buscan un cambio. Un cambio para acabar contra la precariedad y para exigir procesos de consolidación para todos aquellos trabajadores que llevan años con contratos así como recuperar los derechos perdidos tras la crisis, entre otras muchas reivindicaciones.

Esa chispa que acabó por encender la mecha fueron las «durísimas»oposiciones a las que los enfermeros se presentaron el pasado 12 de mayo. Según remarca Quiñones, se trata de «un tribunal que algunos de sus miembros no han pasado por una oposición y no saben empatizar». El portavoz en León de esta plataforma incide en que los aspirantes han pasado muchos años «pagando dinero en una academia, que sacrifican su vida y salen de un examen en el que el 70% de las preguntas no estaban en el temario. El temario es tan abierto que es muy difícil prepararse. Son unos procesos selectivos de desastre».

Aunque remarcan que no persiguen ni impugnar los exámenes ni las preguntas y la plataforma no ha nacido para ese fin, piden también que las oposiciones cuenten con temario cerrado con bibliografía o una batería de test colgado en la página del Sacyl. Sí que señalan que ese recurso debe iniciarse de manera personal por cada afectado y «me consta que este miércoles ya se ha empezado a impugnar», ha incidido Carlos Quiñones.