Mañueco se reivindica como la única alternativa a la «inexperiencia y radicalidad» del PSOE y su «caballo de Troya», Ciudadanos

El presidente del PPCyL y candidato a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, clausura la presentación oficial de candidatos del PP a las Cortes Regionales. /Nacho Valverde
El presidente del PPCyL y candidato a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, clausura la presentación oficial de candidatos del PP a las Cortes Regionales. / Nacho Valverde

El candidato del PP a la Junta pide no someter a Castilla y León a «pruebas piloto» y «vaivenes»

Patricia Martín
PATRICIA MARTÍNLeón

El presidente del PP de Castilla y León y candidato a la presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, se reivindicó este sábado en Segovia como la única alternativa de centro derecha «moderada y centrada» frente a la inexperiencia y radicalidad del PSOE, y del «partido veleta», que es su «caballo de Troya». Fernández Mañueco dió en Segovia «el pistolezo de salida» de una carrera que les llevara «a ganar las eleciones» por «el bien de esta tierra».

En su intervención, insistió ante los candidatos a procuradores de las nueve provincias de Castilla y León en que ellos son la única alternativa frente a un PSOE «inexperto» que se subió «al tren de la radicalidad con rumbo a ninguna parte». a su juicio la Comunidad no se puede permitir tenr al frente «un discípulo de Pedro Sánchez» porque »el PSCyL son marionetas sin propuestas ni experiencias«.

El candidato del PP a la Junta aseguró que el PSOE sólo quiere imponer el modelo de gobierno desde Madrid para Castilla y León. Un planteamiento, declaró, que se extiende al partido veleta, en referencia a Cs, que es «el caballo de Troya del Partido Socialista». Para Fernández Mañueco, Cs, al que no mencionó por su nombre, es «un partido veleta que dice una cosa por la mañana y luego está haciendo otra por la tarde».

El presidente autonómico del PP aseguró que los 'populares' son sinónimo de «estabilidad y buen hacer» aunque la confianza «no se hereda» sino que «se gana día a día» desde el trabajo y el esfuerzo, pidió a los votantes que cuando, el 26 de mayo, introduzcan la papeleta en la urna, no lo hagan «a unas siglas ni nombres» sino que piensen «en el futuro» de la comunidad.

Fernández Mañueco remarcó la importancia de los próximos comicios y el PP y todos sus candidatos son muy conscientes de lo «mucho que nos jugamos» y reclamó que, al introducir la papeleta en las urnas, se piense en en el futuro de las inversiones, en la apuesta por el desarrollo, en «la inexperiencia del PSOE», en los peligros de dividir el voto del centro derecho, que sólo acaban propiciando victorias del Partido Socialista. El candidato popular a la Junta se reivindicó como la alternativa «moderada» y «centrada» en Castilla y León.

Convicción en la victoria

Asimismo, anunció el pistoletazo de salida» de una carrera una carrera que les va a llevar a ganar las próximas elecciones porque «el PP es un partido ganador» y subrayó que «aquí no hay dudas, solo convicción en la victoria», con equipos ganadores que ofrecen confianza y experiencia que, en definitiva, son «la mejor opción para Castilla y León».

La Comunidad, sostuvo el líder autonómico del PP, no está para «experimentos liderados por la incompetencia», que representa el PSOE sino todo lo contrario necesita las ideas claras y la seguridad que supone el PP, con un «modelo de éxito» que es «envidiado» en todas las regiones de España, porque Castilla y León es ejemplo de «gobierno solvente y de garantías», con «gente seria» que se toma «muy serio» esta comunidad.

Fernández Mañueco reivindicó que los 'populares' no tienen ocurrencias sino «propuestas», no hace electoralismo sino «soluciones», no hace promesas sino que «hay realidades» porque son un partido en el que se puede confiar. En su opinión, el PPCyL sale a ganar porque hay que descartar que llegue a la Junta los que quieren hacer aquí «pruebas piloto» y, por el bien de «nuestra tierra», argumentó, es mejor que «ganemos las elecciones», con la mejor receta Castilla y León siga creciendo con «la certidumbre del PP».

El candidato del PP reclamó no someter a la comunidad a «ocurrencias y vaivenes», sino apostar por la fiabilidad y la seriedad, porque «sabéis como soy y así va mi gobierno, moderado y sensato». Un gobierno, remarcó, ocupado y dedicado a las personas a solventar los retos y desafíos, con sentido común y apostando por «el potencial de nuestra tierra» y «sin consignas desde arriba».