Izquierda Unida de Castilla y León pide al nuevo gobierno de la Junta que no abandone la Sanidad Pública

Carmen Franganillo, de IUCyL./
Carmen Franganillo, de IUCyL.

Carmen Franganillo, coordinadora del área de salud de IUCyL, alerta del peligro que para lo público supondría un pacto de gobierno entre PSOE y Cs en la Junta de Castilla y León

LEONOTICIAS

Carmen Franganillo apela a la necesidad de la defensa de los planes privatizadores de todas las derechas, incluido el grupo Ciudadanos, y de lo que un pacto de gobierno de este tipo significaría en pérdida de derechos. «Además, el PSOE, sin un contrapeso fuerte de izquierdas en la Junta puede continuar realizando políticas similares a las del Partido Popular. Es habitual que este partido haga análisis de izquierdas en la oposición, pero lleve a cabo políticas de derechas en el Gobierno, como ya ha demostrado con la aprobación de distintas leyes en el pasado. Ciudadanos se autodefine como un partido 'neoliberal', lo que supone una apuesta por la desregularización económica, siguiendo la lógica del capital, y una menor protección del pueblo y de lo público, lo que afectaría también en materia de salud.»

El área de salud de IUCyL asegura, además, que las Plataformas en Defensa de la sanidad Pública han hecho público un comunicado pidiendo un cambio en el gobierno, lo que para Izquierda Unida debe traducirse en un cambio de las políticas, y no sólo un baile de siglas.

Para Franganillo «Cs ha puesto en manifiesto en diversas ocasiones sus propuestas a favor de las colaboraciones público-privadas, lo que no es más que privatizaciones encubiertas, que seguirán enriqueciendo a cuatro grandes empresas a costa del dinero público y de peores servicios».

La coordinadora del área de salud de Izquierda Unida asegura que desde su organización seguirán trabajando en colaboración con las Plataformas en Defensa de la Sanidad Pública para revertir la situación actual de recortes en Sanidad, parte de un plan de acumulación de capital por parte de las empresas que han transformado nuestra salud en un importante nicho de negocio. El área de salud seguirá luchando por la defensa de la Sanidad Pública gobierne quien gobierne, manteniendo una política fiscalizadora y vigilante de lo institucional, pero trabajando desde la calle.

Así mismo, Carmen llama a la población a continuar con las movilizaciones hasta garantizar unos servicios públicos de calidad y el acceso en igualdad de condiciones de todas y todos.