Igea a Mañueco: «La Junta no se hereda, hay que ganarla»

El candidato de Ciudadanos a la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, en la furgoneta que le traslada durante la campaña electoral./Leticia Pérez
El candidato de Ciudadanos a la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, en la furgoneta que le traslada durante la campaña electoral. / Leticia Pérez

El candidato de Ciudadanos advierte que no va a pactar un gobierno sumando, porque su compromiso es «garantizar el cambio»

ICAL

El candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, que este viernes arrancó la campaña electoral en Soria, quiso lanzar un mensaje a su rival en el PP, Alfonso Fernández Mañueco, a quien le explicó que «la Junta no se hereda, sino que hay que ganarla», algo que sabe la formación naranja que sale a defender la igualdad de todos los castellanos y leoneses vivan donde vivan, dijo.

También, recordó a 'populares' y socialistas que tiene muy claro, si al final las encuestas aciertan y se convierte en partido llave, que no va a pactar un gobierno sumando, ni a cambiar consejerías como si fueran cromos, porque su compromiso radica en «garantizar el cambio» en la Comunidad y quien lo quiera debe aceptar el camino de la lucha contra la corrupción y el clientelismo.

«No nos decantaremos por nadie hasta que nos sentemos a hablar. Es muy difícil pactar con el sanchismo» porque ha aceptado como buenos los principios del nacionalismo, y con el PP. «Los ciudadanos están cansados de que PP y PSOE digan una cosa en Castilla y León y en Madrid otra», y eso lo han expresado en las últimas elecciones nacionales al apoyar con sus votos a la formación de Rivera. «Se lo han explicado con ocho diputados» de Cs en la Comunidad porque están «hartos de la desigualdad, y si hay un partido que dice lo mismo en todos los territorios es este».

Igea, que estuvo acompañado en su visita a la sede de Cs en Soria por los candidatos a la Alcaldía de Soria, Jesús de Lózar, y a las Cortes de Castilla y León por la provincia, Belén Redondo, minutos antes de mantener un 'Café ciudadano' con afiliados, defendió que esta campaña está «marcada por la oportunidad del cambio» tras 32 años del PP, y que el próximo 26 de mayo será la primera vez que pueda haber una nueva realidad en el Gobierno de la Comunidad. Y, precisó, no por el cambio de colores o de actores, sino de políticas públicas, sociales y de gestión de la administración y la sanidad. «Vamos a decidir cómo vamos a gestionar el futuro de esta Comunidad y de esta provincia, que es el corazón de la 'España vaciada'», añadió.

El candidato de Cs fue firme al afirmar que este territorio no puede resignarse a la melancolía, ni a las ideas conservaduristas, sino que tiene que luchar por su futuro a través de la innovación, el desarrollo; garantizando que el sector primario se quede con el valor añadido del productos y, en una provincia como Soria, lograr la explotación de sus bosques también como garantía de desarrollo.

Igea avanzó que con Cs lo que habrá será una nueva administración «limpia, eficaz y eficiente», con medición de resultados y con los profesionales como garantes de su buen funcionamiento. «Esta autonomía ha vivido administraciones que confunden la administración pública con la continuación de un partido, y esto hay que cambiarlo», incidió, para referirse a que si los gerentes de la sanidad están ligados a un partido no puede haber una mejora real y efectiva de la prestación para los ciudadanos que es lo que garantiza la formación naranja.

Alegría y esperanza

En su intervención, destacó que tanto Belén Redondo como Jesús de Lózar, proceden de la vida civil y son dos candidatos que saben ganarse la vida fuera de la política y lo que es la vida de los ciudadanos de Catsilla y León.

«Nos acusan de no tener experiencia; es verdad. No podemos presumir de la Ciudad del Medio Ambiente, ni de los fiascos que siembran la geografía de Castilla y León». Pero sí pueden presumir, mantuvo, de un equipo con «ilusión, alegría y esperanza».

Política económica

Preguntado por el programa económico, Igea destacó que dentro de las competencias autonómicas, apostará por un cambio en las políticas activas del Ecyl, que calificó de un «fracaso continuo», ya que no se puede consentir que siga sin cruzar datos sobre demanda y formación y haya paro y falta de demanda para cubrir ciertas categorías. «Hay una gran descoordinación entre la oferta y lo que formamos», explicó, para denunciar que los cursos de formación no pueden ser una manera de financiar a patronal y sindicatos.

«Esto hay que arreglarlo con políticas de empelo completamente diferentes. Hay que apostar por el futuro, la innovación y el desarrollo», y salir de la economía contra la que no se puede competir «con medidas y presupuesto». Para ello, apostó por crear las condiciones con medidas fiscales, para ayudar a los emprendedores y a los autónomos, frente a quienes «hacen promesas falsas» y «llegan con bolsas de caramelos, que tienen los días contados».

El candidato de la formación naranja comenzó la jornada con un recuerdo hacia el exvicepresidente del Gobierno y exlíder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que se encuentra en estado grave tras sufrir un ictus, del que destacó que es un gran «servidor público», de un valor humano «excepcional». Lanzó un abrazo a toda la familia socialista que hoy está pendiente de la suerte de una «buena persona», sentenció.