Igea tiene «serias dudas» sobre «la voluntad real» del PP de llegar a un pacto por la el cambio y la regeneración

Igea
El secretario de Acción Institucional de Ciudadanos, José María Espejo (I), y el presidente de Ciudadanos en CyL, Francisco Igea (D) en una foto de archivo. / Dos Santos / ICAL

El candidato de Cs a la Presidencia de la Junta traslada al grupo negociador la petición del PSOE de abrir posibles vías de colaboración

ICALValladolid

El candidato de Cs a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, tiene «serias dudas sobre la voluntad real del PP para admitir el cambio y la regeneración», una vez que todavía no haya respondido a la exigencia de Ciudadanos de hacer efectiva su exigencia «con carácter inmediato» de limitación de mandatosa dos legislaturas, ocho años, de todos los altos cargos. Una petición que incluye presidente, consejeros, secretarios y directores generales de la Junta, así como presidentes de diputaciones y ayuntamientos mayores de 20.000 habitantes.

La carta de Tudanca

En una carta que remite al candidato a la Presidencia del PSCyL, Luis Tudanca, en respuesta a la que él mismo le envió este viernes, Igea incide en que esta limitación de mandatos «es esencial» para conseguir dos objetivos «irrenunciables» en su política de regeneración: «romper las redes clientelares que se generan durante prolongados periodos de poder, y evitar que el objetivo en política sea antes la permanencia que la realización de políticas novedosas en beneficio de la ciudadanía».

Para el candidato de la formación liberal, «cuando un partido coloca las ambiciones personales de sus cargos sobre las necesidades de sus ciudadanos está dando muestras de una escasa voluntad de cambio», en alusión a los dos días que han pasado sin que el PP haya respondido a la propuesta de Cs para alcanzar un acuerdo sobre la gobernabilidad de Castilla y León.

«Serias discrepancias»

A Tudanca le aclara que comparte con él «la idea de la voluntad de un cambio real en las políticas de nuestra Comunidad expresada por los votantes en las urnas el pasado 26 de mayo», pero le recuerda que Cs mantiene «serias discrepancias» con el PSOE en cuanto «a la necesidad de una política más firme en defensa de la legalidad constitucional frente a los ataques de quienes desprecian e ignoran el marco constitucional».

En este sentido, Igea explica que esta «amenaza» también atañe a los intereses de Castilla y León, porque pone en duda la existencia de los derechos y libertades de todos, así como la sostenibilidad del Estado del Bienestar. «

Un Estado en el que se fragmentase la caja común y las políticas fiscales fueran desiguales; un Estado en el que no se respetase el marco jurídico constitucional aduciendo un inexistente derecho de autodeterminación; un Estado en el que los políticos que se saltan la ley resultasen impunes por el mero hecho de necesitar sus votos, se convertiría en un Estado que no respetaría los derechos de los ciudadanos más débiles de nuestra comunidad».

De hecho, le precisa, este fue uno de los motivos por los que la Ejecutiva Nacional acordó estudiar acuerdos de forma preferente con el Partido Popular con quien también comparten más espacio en política económica. No obstante, concluye, con el objetivo de crear «las necesarias mayorías» que precisan las instituciones «para atender las políticas de cambio solicitadas por la ciudadanía», Igea dará traslado al grupo negociador de la carta de los socialistas, para estudiar «el establecimiento de posibles vías de negociación», siempre, en el caso de que el Partido Popular continuase sin aceptar sus propuestas de regeneración. En todo caso, esta posibilidad deberá de contar con el aval de la Dirección Nacional de Ciudadanos.