PP e IU de Fabero instan a la alcaldesa a dimitir por enfrentarse a un juicio oral por prevaricación

PP e IU de Fabero instan a la alcaldesa a dimitir por enfrentarse a un juicio oral por prevaricación

Populares y coalición de izquierdas acusan a la regidora de haber «ocultado» esta información desde noviembre

LEONOTICIASPonferrada

Partido Popular e Izquierda Unida de Fabero han exigido este jueves a la alcaldesa y candidata del el PSOE, Mari Paz Martínez, que dimita y se aparte de la carrera electoral del próximo domingo por la apertura de un juicio oral por un presunto caso de prevaricación administrativa en el que tendrá que comparecer en calidad de investigada. La decisión judicial se tomó el pasado mes de noviembre sin que todavía se conozca la fecha de la declaración por un caso relacionado con la contratación de personal municipal. Se da la circunstancia de que el antecesor de Martínez, el también socialista Demetrio Alfonso Canedo, renunció hace cuatro años poco antes de la cita electoral por su implicación en un caso de supuesta prevaricación.

El candidato del Partido Popular, Andrés Pérez Marote, compareció este jueves para recordar que el procedimiento partió de sus acciones ante la Fiscalía y el Juzgado durante este mandato en el que ha sido portavoz municipal de Ciudadanos. Pérez Marote acusa a la regidora de «haber ocultado desde noviembre de 2018 esta información tanto a los vecinos como a su partido», cuyo código ético insta a sus militantes a dimitir del cargo y solicitar la baja voluntaria en el caso de apertura de juicio oral. Es por ello por lo que también llama a la «reflexión» al PSOE para abordar un caso de esta naturaleza.

«Error y falta de transparencia»

IU también se pronunció este jueves para pedir a la alcaldesa que «siga el ejemplo» de su antecesor y «no se enroque en un sinsentido». «Consideramos un error y una falta de transparencia haber ocultado la información a nuestras vecinas y vecinos desde noviembre», señala la coalición de izquierdas, que afea la utilización del cargo «para jugar con la necesidad de las personas dando contratos a dedo, con el único fin del rédito electoral cada cuatro años».

El caso salió a la luz el pasado verano, cuando el ahora candidato del PP denunció «contrataciones a dedo» en una plaza de atención al público y otra de auxiliar de Intervención, en ambos para personas con vínculos con el PSOE, una de ellas incluso familiares con el exalcalde Demetrio Alfonso Canedo, según la denuncia de Andrés Pérez Marote, que levantó un acta ante notario en la que acertó previamente los nombres de los elegidos para estos puestos.