El PP eleva el caso de Prioro «a los órganos competentes» pero no retirará al candidato

Francisco José Escanciano, en una imagen de archivo./
Francisco José Escanciano, en una imagen de archivo.

El presidente de los populares en León, Juan Martínez Majo, asegura que no se puede «ni quitar ni poner, una vez que se presenta en las listas, hasta el día de las Elecciones»

LEONOTICIASLeón

El Partido Popular de León ha elevado el 'caso de Prioro' a los órganos «competentes» pero no retirará al candidato.

Así lo ha advertido este miércoles el presidente de los populares en León, Juan Martínez Majo, quien ha advertido no se puede «ni quitar ni poner (candidatos), una vez que se presenta en las listas, hasta el día de las Elecciones».

En detalle

De ahí que para los populares el alcalde y candidato en esa localidad, Francisco José Escanciano, se mantendrá al frente de la lista popular y será con posterioridad a la cita electoral cuando se hará el correspondiente seguimiento del caso.

Francisco José Escanciano, deberá ser juzgado por la presunta agresión a una vecina. Así lo ha determinado la Audiencia Provincial de León quien desestimó el recurso presentado por el alcalde para que fuera rechazada la demanda presentada por la acusación.

El juicio tiene su origen en una presunta agresión del alcalde da la vecina el día 3 de marzo de 2016. En esa jornada, y según los autos, el Ayuntamiento de Prioro había señalado un acto de apeo y amojonamiento, respecto a una parcela que supuestamente afectaba a la finca propiedad de los denunciantes, Gracián Diez Riero y María del Carmen Campos Romero, marido y mujer.

Tratamiento

«En ese momento indicándose por estos (Gracián Diez Riero y María del Carmen Campos Romero) al investigado que no accediera al lugar para la realización de ese acto administrativo, haciendo este caso omiso de dichas indicaciones. Asimismo, y tras entablar una discusión, María del Carmen Campos Romero se colocó delante del investigado para impedirle el paso, momento en el que este le dio un fuerte golpe y empujones, causándole lesiones que requirieron, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico-quirúrgico», según consta en los autos.

Escanciano también ha descartado dimitir como alcalde o renunciar a la candidatura advirtiendo que lo sucedido tiene que ver con «rencillas vecinales» y esperando que «todo esto se pueda aclarar durante el juicio, que previsiblemente tendrá lugar en octubre».