El PP defiende un nuevo vial que unirá León y San Andrés para desviar el tráfico de Parroco Pablo Díez

Noelia Álvarez. /
Noelia Álvarez.

Una rotonda en Doctor Fleming estructurará el tráfico hacia La Raya y Alfageme | Noelia Alvarez destaca la visibilidad que tendrá el Camino de Santiago a su paso por Trobajo

Leonoticias
LEONOTICIAS León

La candidata del Partido Popular a la Alcaldía de San Andrés del Rabanedo, Noelia Alvarez, destacó que el nuevo vial propuesto en su programa electoral «no es un brindis al sol, por mucho que algunos quieran verlo así, sino un proyecto realizable que supondría el desvío de una cantidad ingente del tráfico que hoy atraviesa Párroco Pablo Díez y que saldría del centro de León directamente a la carretera N-120, sin necesidad de cruzar Trobajo del Camino«.

Al mismo tiempo, «se verá potenciado el Camino de Santiago a su paso por esta localidad, hoy casi sin visibilidad debido a la cantidad de tráfico rodado que sufre la zona. Había que buscar una solución al exceso de vehículos que transitan por Párroco Pablo Díez y en eso hemos estado trabajando», incidió la candidata popular.

Una propuesta «muy estudiada antes de plasmarla en papel» que utilizaría la prolongación de Ordoño II para derivar el tráfico por la calle Orozco y el Camino de La Raya hasta la N-120. Supondría, además, un paso muy importante para el aislamiento que sufren los vecinos del Barrio La Sal y que libraría la barrera ferroviaria. «Soy consciente de que es un proyecto muy ambicioso pero será la unión periférica de León y San Andrés», resaltó Alvarez que recalcó que su realidad también será fruto de la «gestión concertada y del trabajo conjunto de ambos ayuntamientos». Algo que consideró imprescindible no sólo en este ámbito sino en todos dada la cercanía entre ambos. «León y San Andrés están condenados a entenderse gobierne quien gobierne porque el único objetivo debe de ser el bien de los ciudadanos y de este vial se beneficiarán cientos de conductores cada día», matizó.

Alvarez describió los primeros bocetos de esta infraestructura que, utilizando la prolongación de Ordoño II, pasaría por la construcción de una rotonda en Doctor Fléming, para continuar hacia la Calle Orozco y La Raya hasta desembocar en Alfageme para terminar enlazando con la N-120.

Esta nueva calzada tendrá, destacó, un carácter estructurante que también dotaría de mayor funcionalidad el eje del Palacio de Congresos y pondría fin a la discriminación que sufre el Barrio La Sal, tradicionalmente estrangulado por las vías del tren.