Ciudadanos quiere acabar con los proyectos faraónicos de Boñar y apostar por los vecinos

Representantes de Cs arropando al candidato local en Boñar./
Representantes de Cs arropando al candidato local en Boñar.

La formación naranja recuerda que la falta de incentivos para las empresas ha acelerado la despoblación después de 12 años de un PSOE «vendiendo humo»

LEONOTICIASLeón

El candidato de Ciudadanos a la Alcaldía al Ayuntamiento de Boñar, Ignacio Álvarez Gaspar, cree que ha llegado el momento de poner los pies en la tierra y de pensar en las necesidades de un municipio con 19 pueblos más el poblado del pantano y «sin rumbo desde hace más de una década».

«Llevamos 12 años con un PSOE vendiendo humo y solo interesado en proyectos faraónicos, que sólo conducen a la despoblación de jóvenes y mayores y a la falta de interés de empresas y de nuevos emprendedores», ha explicado el candidato, en la carpa naranja instalada en la localidad, que contó con la presencia del diputado nacional recién elegido, Justo Fernández, y la cabeza de lista a las Cortes autonómicas por León, Ana Carlota Amigo.

El municipio tiene muchos servicios deficitarios, como sucede con el agua, que en verano escasea «y en lo único que piensa el PSOE es en una piscina fluvial, con el agua de un pantano que abastece a León. Antes de nada lo primero que hay que hacer es una buena captación de acuíferos, que en Boñar no hay», ha destacado el candidato naranja.

Boñar necesita que las nuevas tecnologías, internet y telefonía móvil, lleguen al municipio con solvencia, para permitir que se instalen nuevas empresas y que animen a los emprendedores. Según ha explicado Ignacio Álvarez, desde el Ayuntamiento ahora se hace lo contrario: «sabemos de una empresa con doce trabajadores que quería expandirse, pero el equipo de gobierno municipal no ha hecho nada».

El aspirante de Cs a la Alcaldía ha recordado que uno de los ejes básicos de la formación naranja son las rebajas y las ayudas fiscales para frenar la despoblación y ésta será una de sus prioridades «si contamos con el respaldo de los vecinos. Es el momento de dar un giro de 180 grados para que Boñar pueda mirar al futuro con optimismo», ha subrayado Álvarez.