Carcedo acusa a la derecha y al independentismo de «complicidad» para que «solo se hable de Cataluña»

La ministra de Sanidad visita Valencia de Don Juan./Peio García
La ministra de Sanidad visita Valencia de Don Juan. / Peio García

La ministra de Sanidad visita Valencia de Don Juan y pide a los ciudadanos «un nuevo esfuerzo» el 26M porque «para gestionar los recursos públicos con justicia social, se necesita el apoyo y participación de las administraciones autonómicas y locales»

MIRIAM BADIOLAValencia de Don Juan

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, acusó hoy en Valencia de Don Juan a la derecha española y al independentismo de tener «una estrategia de complicidad» para que «no se hable de qué se juegan los ciudadanos el domingo y solo se hable del problema territorial de Cataluña», así como de «controlar la agenda pública y que se hable solo de la propuesta de bajada de impuestos, sin explicar que lo único que quieren es bajárselos a la riqueza».

La ministra de Sanidad ha visitado Valencia de Don Juan para apoyar la candidatura socialista en el municipio, encabezada por Juan Pablo Regadera, donde agradeció a los ciudadanos que confiaron el pasado 28 de abril en el Partido Socialista para «gestionar los intereses colectivos» y les pidió un nuevo esfuerzo para el próximo 26 de mayo «porque aunque desde el Gobierno de España se pueden hacer muchas políticas para mejorar los derechos y gestionar los recursos públicos con justicia social, se necesita también el apoyo y la participación de las administraciones autonómicas y locales».

Por este motivo, según aseguró Carcedo, el PSOE está apoyando las candidaturas tanto a nivel autonómico como local, motivo que le llevó hoy a Valencia de Don Juan, donde insistió en que «hay un intento de que no se hable de qué se juegan los ciudadanos el domingo y de que solo se hable del problema territorial de Cataluña» en lo que señaló como «una estrategia de complicidad entre la derecha española y el independentismo, que se retroalimentan mutuamente», de manera que «cuanto más independentismo más derecha y cuanta más derecha más independentismo».

El interés de la derecha por controlar la agenda

María Luisa Carcedo también criticó que durante esta campaña, existe también un interés de la derecha para «controlar la agenda pública y que se hable solo de la propuesta de bajada de impuestos, sin explicar que lo único que quieren es bajárselos a la riqueza», a pesar de que «muchos de ellos son gestionados por las comunidades autónomas».

«Si ahora estamos viendo lo que se ve con el recorte de los presupuestos para los servicios del estado de bienestar, la sanidad pública, servicios sociales y educación pública, si las comunidades autónomas y los ayuntamientos tienen menos recursos, evidentemente asistiríamos a una nueva oleada de recortes en los servicios públicos y un mayor deterioro de los mismos, lo que sí afectará directamente a la gran mayoría», señaló la ministra.

Frente a esta situación, Carcedo expuso que la propuesta del PSOE pasa por «reforzar los servicios públicos, mejorar la calidad, hacer efectivos los derechos de la ciudadanía y la calidad de los servicios públicos» para, por tanto, «revertir los recortes que durante los años de Gobierno del Partido Popular en España se llevaron a cabo» y cuyas consecuencias «se están viviendo ahora con el deterioro de la atención primaria de salud o de los hospitales comarcales», así como revertir también «medidas como la introducción de copagos, mejorar la financiación de la dependencia o políticas de envejecimiento activo».

Nuria Rubio y Juan Pablo Regadera

Para la ministra es importante «hablar de servicios públicos de calidad allí donde vive la gente» para «no hablar de la España vaciada», de manera que los ciudadanos «puedan vivir en sus casas y en sus pueblos estando tranquilos porque saben que tienen un médico que les pueda atender y puedan tener hijos con tranquilidad porque habrá escuelas cercanas». Además, insistió en que para ello, se ha aprobado «un marco estratégico de atención primaria de salud para revitalizarla y reforzarla», al tiempo que se ha puesto en marcha «un plan estratégico de profesionales sanitarios para dar respuesta a las necesidades del sistema».

Por su parte, la cabeza de lista de los socialistas leoneses a las Cortes de Castilla y León, Nuria Rubio, puso de relieve que «se necesita un cambio en Castilla y León y también en Valencia de Don Juan», donde «el Partido Popular solo ha traído decadencia, despoblación y ha acabado con la sanidad pública».

Contra ello, afirmó que «el Partido Socialista presenta un programa ambicioso con grandes medidas en sanidad», entre las que destacó reforzar y potenciar la atención primaria, finalizar copago farmacéutico «que impuso el Partido Popular», blindar las listas de espera para que «los ciudadanos nos tengan que esperar meses e incluso años para tener una operación quirúrgica o una prueba diagnóstica» y apostar por una sanidad «universal, gratuita y de gran calidad».

Finalmente, el candidato socialista a la Alcaldía de la capital coyantina, Juan Pablo Regadera, aseguró que «es un honor» que la ministra acuda a «la España vaciada» para «apuntar qué se puede hacer para mitigar el descenso de población en el sur de León» y para apoyar una candidatura con la que espera «dar un vuelco electoral y ganar las elecciones municipales».

Para ello, Regadera consideró que «los resultados de las elecciones generales son un indicador importante de lo que puede ocurrir en las próximas municipales», por lo que aspira a «repetirlos» y así conseguir «ganar las elecciones».