40 años de democracia, 40 años de alcalde: Julio el de Valdepiélago, el alcalde más veterano de León

Su pasión era la lucha leonesa, si bien, la UCD llamó a su puerta y con 26 años se presentó a sus primeras elecciones | El pasado 26 de mayo revalidó su mandato tras 40 años sosteniendo el bastón de mando, con el reto de mantener los servicios de su municipio natal y poniendo especial atención en la tercera edad | «La política, sobre todo a nivel municipal, cuesta mucho sacrificio y trabajo»

Julio González, el alcalde de Valdepiélago durante una romería. /leonoticias
Julio González, el alcalde de Valdepiélago durante una romería. / leonoticias
A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Lo suyo era la lucha leonesa. Sin embargo, la política ha marcado su vida. Julio González, 'Julión' o 'Julio el de Valdepiélago', como se le conocía en los círculos de la lucha leonesa, es el alcalde más veterano de la provincia de León.

Y por derecho propio. Al fin de cuentas, lleva sosteniendo el bastón de mando de su municipio natal durante 40 años. Y lo hará durante otros cuatro años después de que sus vecinos revalidaran en las urnas su gestión el pasado 26 mayo.

Difícilmente podía imaginar que llegaría tan lejos en la política un joven luchador de 26 años al que Unión de Centro Democrático –el partido liderado por Adolfo Suárez- le animó a concurrir como candidato a la Alcaldía de Valdepiélago en las primeras elecciones democráticas.

«Nunca me llamó la atención la política. Me propusieron presentarme y acepté», recuerda hoy Julio, que tras la disolución de UCD paso a liderar la candidatura de Alianza Popular y, posteriormente, la del Partido Popular. Hasta hoy.

40 años en los que su municipio ha cambiado radicalmente. Recuerda cómo en sus primeros años no existía ni abastecimiento de agua ni alcantarillado ni tan si quiera teléfono. Es más, muchos de los pueblos como la Valdorria o la Mata estaban incomunicados. «Apenas había un sendero para llegar a ellos», asegura Julio, que recuerda cómo poco a poco se ha ido dotando al municipio de los servicios básicos.

Julio, a la derecha, en su etapa como luchador.
Julio, a la derecha, en su etapa como luchador.

Hoy, si bien, las necesidades del municipio han cambiado. Su objetivo ahora es el de garantizar el mantenimiento de estos servicios y atender a una población cada vez más envejecida, con la puesta en marcha de una residencia de ancianos o un centro de día. «Ahora toca preocuparse de la tercera edad».

Es más, si algo lamenta Julio con el paso de los años es ver la pérdida de más del 50% de la población de su municipio. «Éramos una zona minera y ahora han desaparecido los mineros, las familias, la juventud. Ha desaparecido todo».

Veterano político

Cuatro décadas como alcaldes a las que suman 16 años como diputado provincial, en la etapa de Manuel Cabezas, Alberto Pérez, Agustín Turiel y José Antonio Diez, ocho en la oposición y ocho en el equipo de gobierno, liderando el área de Turismo desde donde impulsó la estación de esquí de San Isidro o la promoción turística de las Cuevas de Valporquero tras la constitución de la Asociación de Cuevas Turísticas de España.

Una etapa política que ha compaginado en su primera década con su faceta de luchador, siendo campeón provincial durante años, y, posteriormente, como empresario, con panaderías y fábricas de embutidos. Es más, Julio fue el fundador y presidente de la Federación de Lucha Leonesa, por eso hoy mira con orgullo su reconocimiento como BIC.

Y, aunque lleve ya cuatro décadas ligadas a la política, la realidad es Julio dista mucho de la idea preconcebida de un político. Porque a su juicio, en los municipios pequeños un alcalde no es un político es una persona que, al margen de las siglas, debe y tiene que buscar el bienestar para los vecinos de su municipio.

Jaime González, con la banda del Ayuntamiento de Valdepiélago.
Jaime González, con la banda del Ayuntamiento de Valdepiélago.

Huye de la polémica a la hora de analizar la evolución política en estos 40 años. Quizá porque ha visto y vivido tantos cambios que ya nada el sorprende. «He vivido de todo. Etapas del PSOE en auge. Etapas del PP en auge. Es el juego democrático y siempre que se respete y se permita que el país funcione es correcto. Son ciclos que hay que asumir y aceptar».

Por ello, acepta los relevos en el seno del PP sin poner 'peros' y así entiende la salida de Juan Vicente Herrera y la llegada de Alfonso Fernández Mañueco en Castilla y León. «Herrera cubrió una etapa igual que lo hizo en su día Juan José Lucas. Ahora empieza otra etapa. Es algo normal, creo, incluso, que es bueno que exista una regeneración».

Jaime Lobo, su referencia

A su lado, siempre grandes figuras de la política de León, como Mario Amilivia o Juan Moreno Masa aunque si hay un político que le ha marcado, ese es el veterano Jaime Lobo, el que obtuviera cargos en el Ayuntamiento, en la Diputación, en las Cortes y en el Senado.

«Fue mi maestro y es mi amigo. Una persona sensata y honrada», señala Julio, que además lamenta que ahora se generalice el convencimiento de que todos los políticos son corruptos. «Han sido algunos pero no todos. Ni muchísimo menos. Porque la política, sobre todo a nivel municipal, cuesta mucho sacrificio y trabajo».

Quizá por su forma de pensar unida a un trabajo intenso a favor siempre de su municipio y sus vecinos sean los motivos que le han permitido sostener el bastón de mando durante 40 años.

No es de extrañar que hoy Julio encare estos cuatros años de mandato con la misma ilusión que aquel 3 de abril de 1979 cuando ascendió por primera vez la Alcaldía. Con un único objetivo: Valdepiélago.