Más de 100.000 casas empezaron a construirse en 2018, la mayor cantidad en nueve años

Edificio de viviendas en construcción en Oviedo. /ALEX PIÑA
Edificio de viviendas en construcción en Oviedo. / ALEX PIÑA

Los visados de obra nueva encadenan un lustro de subidas, casi el 80% para bloques de pisos, aunque aún están ocho veces por debajo de su máximo histórico en 2006

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

La recuperación del sector inmobiliario sigue dando pasos firmes. El último, la cifra de visados de obra nueva que conceden las administraciones públicas. Según los datos actualizados este jueves por el Ministerio de Fomento fueron 100.733 las autorizaciones concedidas en 2018 para comenzar a construir una casa, su cifra más alta en nueve años, prácticamente desde el inicio de la última crisis.

La concesión de estos permisos, no obstante, encadena un lustro de subidas, si bien se observa una desaceleración progresiva tras dispararse un 42,5% en 2015, aunque entonces se otorgaron apenas la mitad que el año pasado (49.695). Con todo, sigue aumentando a un ritmo anual de dos dígitos y superior al 25% (en 2018 fue el 24,7%).

Eso sí, los máximos históricos de los tiempos de la burbuja del 'ladrillo' quedan aún muy lejos. Los 110.849 visados de 2009 son la referencia más similar en volumen, aunque entonces habían caído un 58%. Su récord estadístico data de 2006 con 865.561 autorizaciones para edificar nuevas casas, ocho veces más que ahora; incluso la media desde 1992 a 2008, antes de la crisis, superaba las 200.000 al año.

Claro que en el extremo contrario aparece su mínimo histórico de 34.288 permisos concedidos en 2013, en el segundo peor período de la crisis. Fue el resultado de siete ejercicios consecutivos de caídas; ahora el mercado comienza prácticamente el triple de obras nuevas de casas que entonces.

Casi ocho de cada diez permisos (78,9%) fueron en 2018 para bloques de pisos -117 metros cuadrados por vivienda de media- hasta sumar 79.453, un 29,5% más que el ejercicio anterior, mientras que un 21% para chalets (21.254, un 9,5% más, para un tamaño promedio de 200 metros cuadrados). Además, subieron un 18% los permisos para reformas y ampliaciones de casas ya existentes.

'Stock' de vivienda

Uno de los motivos por los que aún se está lejos de los máximos de la serie en visados de obra -en un solo mes de 2006 se dieron más que todo el año pasado, 126.753 en aquel mes de abril- es que el 'stock' de vivienda edificada durante la 'burbuja' y que no se pudo vender con la crisis todavía es alto: cerca de 1,2 millones, aunque son medio millón menos que en los peores años de esa época.

Y prácticamente una de cada cuatro de esas casas está en mano de entidades financieras, como acreedoras de las promotoras e inmobiliarias, o directamente de quienes las compraron y no pudieron pagarlas luego.