El turismo creó este verano la cifra récord de casi 1,9 millones de empleos

Camarero es uno de los puestos más demandados./Archivo
Camarero es uno de los puestos más demandados. / Archivo

La afiliación en este sector lleva diez años consecutivos de incrementos y en la última década se ha impulsado un 30%

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

El empleo en el sector turístico es de los pocos que prácticamente no se vio afectado por la crisis y lleva ya diez años de crecimiento ininterrumpido, de forma que este verano rozó los 1,9 millones de afiliados, la mayor cifra de la historia en España, según un estudio publicado este jueves por Randstad, que analiza la evolución del mercado laboral en este sector durante los meses de junio, julio y agosto.

En concreto, la ocupación media se situó este año en 1.868.290 trabajadores, lo que representa un incremento del 3,8% respecto a 2018, cuando se registraron 1,8 millones de afiliados. Si se compara con el nivel previo a la crisis, supone 430.500 empleos más que en el año 2008, con lo que en esta última década se ha impulsado casi un 30%. Solo en 2009 registró una caída, coincidiendo con el primer año de recesión.

Los porcentajes de crecimiento reflejan el «buen estado de salud» del sector, según resalta Randstad, que hace hincapié en que desde 2014 se encadenaron cuatro ejercicios de incrementos superiores al 4%, hasta que en 2018 su ritmo se moderó hasta el 3,1%, para volver a avanzar este año un 3,9%.

Los servicios de comidas y bebidas suponen el grueso del sector turístico, ya que tres de cada cuatro empleados (1,4 millones) pertenecen a esta actividad, que ha registrado un alza del 3,7% en el último año. Pero mayor fue el incremento que experimentaron los servicios de alojamiento, un 4,3%, después de crear cerca de 413.000 empleos. Por último, casi 70.000 puestos se generaron con trabajos en agencias de viajes u operadores turísticos, negocios que crecieron un 3,9%.

«El sector turístico supuso para nuestro mercado laboral un asidero al que agarrarse en los momentos más complicados de la crisis económica», señaló Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad, que valora que España bata año a año récords históricos de afiliación, consecuencia de un número de visitantes cada vez mayor.

Camareros y cocineros, los más demandados

Cabe resaltar, no obstante, que la mayor parte de todos estos empleos son temporales y se ponen fin cuando termina el verano. Además, los perfiles más demandados son los empleos de base como camareros, mozos de habitación, camareros de piso, guías turísticos, ayudantes de cocina o cocineros. Pese a ello, cada vez es más frecuente la búsqueda de perfiles intermedios o directivos, como managers, gerentes, jefes de sala o directores de hotel, con motivo de la alta especialización y profesionalización de este sector. A su vez la proliferación de herramientas digitales, como las redes sociales y su analítica, la Inteligencia Artificial o el big data, está provocando la demanda de perfiles especialistas en este tipo de tecnologías.

Todas las regiones han incrementado los ocupados en este sector, algo que también ocurrió en 2018, pero a la cabeza se sitúa Andalucía, con un avance del 5,8%, seguida de Murcia (5,3%), Valencia y La Rioja (ambas con un 4,6%). Por el contrario, las comunidades con menor crecimiento son Canarias (1,5%), Baleares (1,9%) y Castilla y León (2,7%).