Moody's minimiza el impacto que tendrá en la economía la subida del salario mínimo

Moody's minimiza el impacto que tendrá en la economía la subida del salario mínimo

Considera que «no afectará a largo plazo» porque el aumento de los costes empresariales se compensará con el crecimiento del PIB

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

La fuerte subida que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) ha registrado este año, con un alza superior al 23%, sigue siendo objeto de debate por parte de las principales instituciones económicas. Si la semana pasada terminaba con un informe del Banco de España en el que estimaba que un 13% de los supuestos beneficiarios de este incremento perderán su empleo, ésta comienza con un estudio de su impacto realizado por la agencia de calificación Moody's un poco más optimista.

«El aumento del salario mínimo no afectará a la economía a largo plazo», defiende este análisis, que, no obstante, sí considera que esta medida tendrá efectos negativos sobre el empleo, principalmente en el caso de los trabajadores más jóvenes. Pese a corroborar que el incremento del 22% «afectará directamente a los costes de las empresas españolas», defiende que «si la economía continúa creciendo como se espera para el próximo año, las empresas podrán compensar el aumento de los costes con una mayor faturación». De hecho, la agencia de rating cree que la subida del SMI a 900 euros al mes (repartidos en 14 pagas) no afectará a la calificación crediticia de España, por lo que mantiene su previsión de crecimiento económico para este año en el 2,3% (y del 1,8% para 2020) y prevé que reducirá su tasa de paro al 14%, frente al 14,45% actual.

El informe precisa que las empresas más afectadas por esta medida serán las que tienen menos de diez empleados (las denominadas 'microempresas'), puesto que en ellas uno de cada cinco trabajadores percibe en la actualidad el salario mínimo. Y son precisamente estas compañías las que tienen un mayor peso en el país, pues suponen un 86% del total de las empresas españolas y representan en torno al 45-50% del volumen de carteras de titulización de deuda pyme española.

Menos contrataciones jóvenes

Moody's sí es consciente de que «las empresas tenderán a reducir el número de nuevas contrataciones para contener los costes empresariales», por lo que advierte de que los más perjudicados pueden ser los jóvenes menores de 25 años, en su mayoría solicitantes de empleo por primera vez, pues más de la mitad (un 52%) percibe una remuneración mensual igual o inferior a 1.000 euros al mes. «La falta de un salario mínimo más bajo entre los trabajadores más jóvenes podría persuadir a las empresas para que contraten más trabajadores con experiencia», avisa la agencia.

No obstante, este incremento de la remuneración más baja por un empleo a tiempo completo tiene lógicamente sus efectos positivos, ya que «ayudará a los hogares a reducir su deuda», según resalta el informe, que puntualiza que «el aumento de la renta disponible tendrá un mayor impacto en la amortización anticipada de los préstamos al consumo que de los préstamos hipotecarios, ya que los intereses son mayores mientras que las cuotas son menores y su vencimiento más corto».

 

Fotos