Calviño prevé que el desempleo en España será del 15% a finales de 2018

Nadia Calviño durante una rueda de prensa./Efe
Nadia Calviño durante una rueda de prensa. / Efe

La ministra española de Economía y Empresa ha hecho hincapié en la necesidad de reducir la precariedad laboral

EFEAlemania

La ministra española de Economía y Empresa, Nadia Calviño, prevé que el desempleo en España se situará en el 15% a finales de 2018 e hizo hincapié en la necesidad de reducir la precariedad de muchos empleos.

En un evento en Fráncfort para presentar las oportunidades de inversión en España, Calviño consideró que el objetivo clave es mantener «la flexibilidad del mercado laboral pero, al mismo tiempo, dar perspectivas y estabilidad a los trabajadores porque la precariedad no ayuda». Explicó que el mercado laboral español tiene una dualidad muy fuerte y que muchos contratos son muy cortos, pero también reconoció que el desempleo no es un problema que se soluciona de un día para otro.

Calviño defendió el comercio global pese a algunos ataques que afronta en este momento y dijo que «las negociaciones comerciales han mostrado los beneficios que puede traer trabajar juntos en Europa».

Aumento de las desigualdades

La ministra de Economía y Empresa española defendió una integración europea mayor pero no en la dirección de crear una unión de transferencias, sino en la necesidad de crear mecanismos para evitar la crisis que sufrió la zona del euro recientemente. Calviño afirmó que tras la crisis han aumentado las desigualdades en España, al igual que en otros países de Europa, y que el populismo ha crecido debido a la incertidumbre de la clase trabajadora y al descontento.

Ademas de la ministra, en el evento han intervenido tres españoles con puestos de máxima responsabilidad en empresas alemanas importantes: Belén Garijo, que es consejera delegada del área de Salud y Medicina de la compañía farmacéutica Merck: Antonio Rodríguez-Pina, que es presidente de Deutsche Bank España, y Javier González Pareja, presidente del grupo Bosch para España y Portugal.

Calviño también consideró que España ofrece oportunidades de negocio para las empresas alemanas como puerta de acceso a los mercados latinoamericanos y el norte de África.

 

Fotos