La campaña veraniega generará un 10% más de empleo que en 2015

Turistas en un chiringuito en la playa. /
Turistas en un chiringuito en la playa.

Se crearán más de 1.100.000 contratos durante los próximos tres meses, principalmente en el sector servicios, según Adecco

LUCÍA PALACIOSMadrid

El verano está a la vuelta de la esquina y, como en otras ocasiones, permitirá a miles de desempleados incorporarse de nuevo al mercado laboral. El pasado año, por primera vez desde 2008, Adecco detectó un retorno a los niveles de contratación previos a la crisis económica y este año sus pronósticos son aún mejores. Así, esta consultora de recursos humanos prevé que durante esta campaña estival se generen más de 1.131.700 contratos de trabajo, un 10% más que en 2015.

Como es lógico, el turismo y la hostelería reunirán el mayor número de contrataciones en estos tres meses, especialmente en el caso de las regiones costeras y aquellas que concentran mayor afluencia de turistas. Hasta el punto de que el sector servicios representará el 55% de los empleos que se generen. Pero además, vinculados a los Servicios aparecen otros sectores como el aeroportuario, la atención al cliente, el comercial o la banca, que también aumentarán sus contrataciones para esta temporada.

En segundo lugar se sitúa el sector industrial, cuyos contratos engloban el 30% del total, principalmente gracias a las empresas que demandan personal eventual para cubrir el periodo vacacional de sus empleados y para hacer frente a las previsiones de mayor actividad. El tercer puesto es para el sector agrario, cuyas campañas de recolección brindarán el 14% de los empleos en los meses verano, especialmente en zonas como Murcia o Andalucía. Y, por último, la construcción, que sólo acogerá al 1% de los nuevos trabajadores, pues el impacto que ha tenido la crisis económica en este sector aún es latente.

Cocineros, camareros, carretilleros, mozos de almacén, teleoperadores, dependientes, camareros de piso y manipuladores de alimentos, entre otros, serán los profesionales más demandados en estas fechas. Pero ya no solo se exige un oficio, sino también unas competencias, y las más requeridas son el trabajo en equipo, la polivalencia, el compromiso y la implicación. Además,

los idiomas serán casi imprescindibles en las zonas de turismo internacional, así como las habilidades comunicativas y la proactividad en el sector servicios; y la destreza manual y la tolerancia al estrés en el sector industrial.

Por otro lado, el perfil más habitual del demandante de empleo ha cambiado en estos últimos años, y ya no es el de joven estudiante, sino que las amas de casa, los parados de larga duración y los mayores de 45 años son también susceptibles de buscar trabajos en la época estival.

Por comunidades

Cataluña será la comunidad autónoma que realizará un mayor número de contratos, con unos 227.310, seguida de lejos por la Comunidad de Madrid (166.245). Sólo en estas dos regiones se realizará el 40% de las contrataciones, es decir, que cuatro de cada 10 nuevos empleos tendrán lugar en las autonomías catalana y madrileña, especialmente turísticas en esta época. El tercer lugar lo ocupa la Región de Murcia (128.800), cuyo alza se debe también a una mayor actividad en el sector agrícola.

En todo caso, todas las comunidades van a generar un mayor número de contratos este año con respecto al año anterior, aunque con un incremento más importante, cercano al 15%, en Madrid, Murcia y Baleares; Cataluña y Andalucía se quedan en un alza del 12% y el de Aragón rondará el 10%.

Por provincias, Barcelona, Madrid y Murcia se llevarán la palma, pues serán las que generen un mayor número de puestos de trabajo, tal y como viene siendo habitual en los últimos años. La comparación interanual, sin embargo, sitúa a Burgos y Jaén al frente, con sendos aumentos del 30% de la contratación en relación a 2015, debido a las mejores previsiones de sus industrias locales.