El paro subió en 11.900 personas en el peor primer trimestre desde 2013

Cola a las puertas de una oficina de empleo. /
Cola a las puertas de una oficina de empleo.

La tasa de desempleados aumentó una décima hasta el 21% y alcanza los 4,8 millones de personas, según la EPA

DAVID VALERAMadrid

El año no ha comenzado nada bien para el empleo, que vuelve a resentirse en cuanto la situación económica se debilita mínimamente. De hecho, el paro aumentó en 11.900 personas en el primer trimestre del año, que se convierte así en el peor desde 2013 y rompe con la tendencia positiva de los dos últimos años. Además, la gran diferencia es que hace tres ejercicios España se encontraba en plena recesión y ahora crece, lo que sin embargo no ha evitado el aumento del desempleo. En concreto, el número total de personas sin trabajo se situó en 4.791.400. De esta forma, la tasa de paro subió una décima hasta el 21%, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados hoy por el INE. Además, en la ocupación los datos tampoco son positivos, ya que en los tres primeros meses de 2016 se destruyeron 64.600 empleos, sobre todo en los servicios y la construcción.

más información

Una de las peores consecuencias del incremento del desempleo entre enero y marzo es que se ha aumentado el número de hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro en 54.300, hasta un total de 1.610.900. Por su parte, los hogares en los que todos sus miembros activos están ocupados descendieron en 20.000, hasta 9.510.400.

Además, si se analiza el incremento del paro por sexo, una vez más se centró en las mujeres, con 21.500 desempleadas más entre enero y marzo. Esto incrementa en un 0,26% la tasa de desempleo femenina hasta el 22,78%. Por su parte, entre los hombres el paro se redujo en 9.600 personas. La tasa de paro masculina bajó cuatro centésimas hasta el 19,45%. Por edad, el descenso del desempleo este trimestre se produjo en dos de los colectivos más vulnerables como son los menores de 25 años (17.400 parados menos) y a los mayores de 55 años (7.700). En cambio, el paro creció en el grupo de edad de 25-54 años (37.000 más).

Si se analiza por sectores, el desempleo aumentó en los primeros tres meses en los servicios (68.900 parados más), en la agricultura (36.600) y en la industria (10.800). El paro en la construcción prácticamente queda sin variación respecto del trimestre anterior. Asimismo, el paro disminuyó en 66.700 entre las personas que perdieron su empleo hace más de un año y en 36.800 entre las que buscan su primer empleo.

Menos empleo a tiempo completo

La mala evolución del mercado laboral en este inicio de año también se reflejó en el descenso de la ocupación hasta las 18.029.600 personas, lo que supone un descenso de 64.600 empleos, un 0,36% menos que en el trimestre anterior. El número de ocupados retrocede en los servicios (53.400 menos), en la construcción (26.900 menos) y en la agricultura (2.300 menos). De hecho, sólo aumenta este trimestre en la industria (18.000 más).

Además, el empleo a tiempo completo bajó este trimestre en 51.700 personas y el número de ocupados a tiempo parcial lo hizo en 12.900. Por su parte, el número de asalariados descendió este trimestre en 53.600. Los que tienen contrato indefinido aumentaron en 52.400, mientras que los de contrato temporal disminuyeron en 106.000, lo que permite reducir la tasa de temporalidad en 62 centésimas, hasta el 25,04%. Sin embargo, en el último año el empleo temporal sigue siendo el más habitual con un incremento de 343.600 personas, frente al aumento de 197.700 personas en el indefinido. Por su parte, el número total de trabajadores por cuenta propia disminuyó en 10.900 personas este trimestre. El grupo de empleadores descendió en 23.600, mientras que el de trabajadores independientes o empresarios sin asalariados subió en 6.800.