Los pensionistas ganarán casi 200 euros más al año con la nueva revalorización

Pensionistas alrededor del Congreso./Efe
Pensionistas alrededor del Congreso. / Efe

Los jubilados dispondrán de 18,7 euros más al mes en 2019, con lo que su nómina se elevará de media hasta los 1.122 euros

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Casi 200 euros más al año es lo que ganarán de media los pensionistas en 2019 si se pone ya en marcha la nueva fórmula de revalorización que ayer se pactó en la comisión del Pacto de Toledo. Las pensiones pasarán a revalorizarse «en base al IPC real», dice el texto suscrito por todos los grupos parlamentarios excepto Esquerra. El nuevo mecanismo todavía no está totalmente definido, puesto que faltará establecer cuál es la inflación real de cada año: puede tomarse la del mes de noviembre (como se hacía hasta ahora), la media de todo el año o la de diciembre. Pero lo que sí está claro es que el índice de revalorización (IRP) que el Ejecutivo de Mariano Rajoy aprobó en la reforma de 2013 está ya finiquitado.

Así, teniendo en cuenta que el Gobierno sitúa la previsión de inflación para el próximo año en el 1,7%, la pensión media del sistema aumentaría en 16,27 euros al mes, frente a los 2,39 euros que se elevaría si se mantuviera el IRP, que abocaba a los mayores a una subida mínima del 0,25% mientras la Seguridad Social estuviera en números rojos. Esto supone que con la nueva fórmula los mayores ganarán 13,88 euros más cada mes, lo que -multiplicado por 14 pagas- representa un plus anual de 194,3 euros. De esta forma, en enero la pensión media aumentaría de los 957 euros actuales (con datos de septiembre) a los 973,63 euros al mes.

El incremento será mayor para los casi seis millones de jubilados que hay en España y que ingresan de media 1.103 euros al mes: dispondrán de 224 euros más al año que si estuviera en vigor el 0,25%. De esta forma, su prestación se elevará 18,75 euros el próximo enero (frente a los 2,75 euros que aumentaría con la reforma del PP) y pasarán a cobrar 1.122,2 euros al mes.

El plus para los jubilados que sean autónomos se reduce a 10,7 euros más al mes y su pensión media superará los 750 euros por primera vez en la historia. Por su parte, la nómina de las viudas se incrementará en casi 10 euros al mes con la revalorización vinculada al IPC, de forma que sus casi 2,4 millones de beneficiarias ingresarán 137 euros más al año y su prestación ascenderá a los 690,75 euros al mes.

40.000 millones de gasto

Menor sería la revalorización si en lugar de tomar en consideración la previsión de inflación del Gobierno se toma la de los expertos consultados por Funcas y que recoge la valoración de institutos privados, bancos y el consejo de economistas, entre otros. Así, la media que arroja sería un alza de los precios del 1,6%, con lo que la pensión media subiría 15,3 euros al mes, casi 3,5 euros más que si se toma como referencia el cuadro macroeconómico del Ejecutivo.

De cualquier forma, cabe resaltar que la inflación de septiembre se situó en el 2,2%, lo que supone siete décimas más que la estimación que hace el Gobierno. No obstante, Moncloa ya se ha comprometido a que si el IPC finalmente es superior al 1,6% que se revalorizaron este año las pensiones, en enero los jubilados tendrán una paga con la diferencia.

Esta subida, lógicamente, provocará que el presupuesto dedicado al pago de las pensiones vuelva a dispararse. Así, en los dos últimos meses ha crecido casi un 5% hasta sumar 9.232 millones de euros y el presupuesto anual superará los 130.000 millones. Y es que el alza del 1,6% supone un gasto extra de 1.600 millones más para este ejercicio y otros 3.200 millones más en 2019, con lo que solo en dos años el desembolso ascenderá a 4.800 millones. Pero como esta revalorización se mantendrá a lo largo de la vida de los actuales pensionistas, supondrá un desembolso total para la Seguridad social de 40.000 millones de euros, según cálculos realizados por el BBVA Research.

Más información

 

Fotos