Los parados de la crisis podrán recuperar dos años de cotizaciones

Parados haciendo cola a las puertas de una oficina de empleo. /Archivo
Parados haciendo cola a las puertas de una oficina de empleo. / Archivo

Quienes tengan entre 35 y 43 años y hayan estado al menos tres años en paro podrán suscribir un convenio especial que prevé aprobar en breve el Ministerio

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Quienes tengan entre 35 y 43 años y estuvieran más de tres años sin empleo durante el periodo de la última crisis podrán recuperar dos años de cotizaciones para que estas lagunas no afecten a su futura pensión. Éste es el objetivo de la orden ministerial que elabora el Ministerio de Trabajo y que pretende aprobar en el menor tiempo posible, por lo que es más que probable que la luz verde a esta medida de carácter social coincida con el periodo de campaña electoral.

Lo que plantea el departamento dirigido por Magdalena Valerio es crear una nueva modalidad de convenio especial con la Tesorería General de la Seguridad Social para que puedan suscribirse de forma voluntaria quienes acrediten, a la fecha de entrada en vigor de la norma reglamentaria, una edad comprendida entre los 35 y 43 años, así como una laguna de cotización de, al menos, tres años entre el 2 de octubre de 2008 y el 1 de julio de 2018 con el propósito de que recuperen un máximo de dos años de ese periodo de recesión. Así lo recoge el documento que ya está en periodo de consulta pública, para que los eventuales interesados y las organizaciones más representativas de este colectivo puedan remitir sus aportaciones a la futura norma hasta el próximo 30 de septiembre.

Lo que pretende esta medida es «reducir el impacto negativo de la crisis económica de 2008 en las pensiones que en un futuro puedan causar los trabajadores que se han visto expulsados del mercado de trabajo durante largos períodos de tiempo (un mínimo de tres años) a causa de dicha crisis, viendo así reducidos los períodos cotizados al sistema y, por tanto, también el importe de las pensiones que puedan percibir», según explica el Ministerio, que puntualiza que estas cotizaciones computarán exclusivamente a los efectos de las prestaciones de incapacidad permanente, jubilación y muerte y supervivencia, llevándose a cabo en los términos que se determine reglamentariamente.

A su vez, la norma precisa que se permitirá que también suscriban el convenio quienes hayan cumplido 44 años de edad dentro de los tres meses anteriores a su entrada en vigor, debido al largo periodo de tiempo transcurrido, más de un año, desde el 1 de julio de 2018 (cuando termina el plazo) hasta la aprobación de la norma que regula este convenio, para «evitar que se vean perjudicados por la demora en su tramitación».

Lo que también deja claro el documento es que esta modalidad de convenio especial tendrá una vigencia temporal, ya que se extinguirá una vez transcurra el plazo establecido con carácter general para que quienes acrediten los requisitos exigidos lo suscriban.

Rápida aprobación

En realidad, esta medida no es nueva y ya estaba recogida en el Real Decreto ley aprobado por el Gobierno el pasado 28 de diciembre y mediante el cual se decidió subir las pensiones otro 1,6% para este año, además de otra serie de medidas encaminadas a lograr más ingresos para el sistema. Lo que hace ahora el Ministerio es desarrollar el reglamento necesario para llevar a cabo este convenio especial a través de una orden ministerial, algo que no tiene que pasar por la aprobación del consejo de ministros y que puede llevarse a cabo incluso estando en funciones, como es el caso.

De hecho, el Ministerio justifica la «conveniencia» de proceder a la aprobación de dicha norma «en el menor plazo posible a fin de evitar que queden excluidos aquellos trabajadores que a la fecha de entrada en vigor del Real Decreto-ley 28/2018, de 28 de diciembre, se encontraban en el límite de edad de 43 años», lo que deja entrever que verá la luz precisamente en un momento de campaña electoral, puesto que los comicios son el próximo 10 de noviembre, algo que seguro acarreará las críticas de la oposición.

Desde el Ministerio no precisan aún la fecha exacta de aprobación, al igual que no tienen datos de cuántas personas pueden beneficiarse de este convenio, aunque cabe resaltar que durante la crisis más de 3,6 millones de trabajadores fueron expulsados del mercado laboral.