El Ibex-35 recupera los 8.800 y casi borra las pérdidas semanales

Bolsa de Madrid. /EFE
Bolsa de Madrid. / EFE

El reto para las próximas jornadas es dejar un saldo que haga pensar que las turbulencias generadas por el yuan casi ni existieron y que los riesgos de su depreciación han quedado olvidados

CRISTINA VALLEJO

El alivio insuflado por China desde el martes, cuando impidió que el yuan continuara cayendo y expresó a las empresas extranjeras ubicadas en el país su previsión de que no se depreciaría mucho más desde los niveles actuales, terminó hoy por cuajar gracias, por un lado, a la propia divisa, para la que la autoridad monetaria estableció un tipo por encima de los niveles que habían calculado los analistas; y, por otro, a la macroeconomía: a la balanza comercial china del mes de julio, que cumplió expectativas, pero con un mejor comportamiento tanto de las importaciones como de las exportaciones. 

Con ello, el selectivo español estuvo en positivo en todo momento. Durante los tres primeros cuartos de la sesión, el Ibex-35 luchó por recuperar los 8.800 puntos; a partir de las tres de la tarde, gracias al empuje de Wall Street, logró colocarse claramente por encima de esa cota. Al cierre de la sesión, el índice se anotaba un 1,41%, para dar un último cambio en los 8.869 puntos. El indicador arrancaba la semana en los 8.897,60 puntos, por lo que terminó el día con las pérdidas semanales prácticamente borradas. Ése será el reto de la sesión de mañana: dejar un saldo de estas cinco últimas sesiones que haga pensar que las turbulencias generadas por el yuan casi ni existieron y que los riesgos que su depreciación ocasionó, como el posible estallido de una guerra cambiaria, han quedado olvidados. 

Otros índices europeos registraron revalorizaciones mucho más importantes que el doméstico. Así, el Cac 40 francés, el más rentable del día, se anotó un 2,31% y el PSI-20 de Lisboa ganó un 1,80%. El Dax alemán avanzó casi un 1,7% y el Ftse Mib de Milán casi un 1,5%. El único que lo hizo peor que el Ibex-35 fue el Ftse 100 británico, que se anotó un 1,21%. 

Ganancias casi generales

Sólo tres valores se quedaron al margen de las subidas del Ibex-35: Red Eléctrica (-0,31%) y Siemens Gamesa y Mediaset (-0,08%). 

En verde, Ence fue el que más ganó, con una revalorización del 4,82%, seguido de ArcelorMittal, que avanzó un 4,52%. Después se colocaron el Sabadell y ACS, que se apuntaron más de un 3%. A continuación, siete valores ganaron más de dos puntos porcentuales, Santander y BBVA entre ellos. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Duro Felguera fue el más rentable, con una subida del 15,83%. El peor de la veintena de valores que terminaron con pérdidas fue Bodegas Riojanas, que se dejó un 2,50%. 

Si en los últimos días no habíamos visto subidas acompasadas a uno y a otro lado del Atlántico, hoy, por fin, sí. Wall Street abría la sesión en verde y con ganancias se mantenía, al menos hasta el término de la jornada en el Viejo Continente. Al cierre de la sesión europea, el Dow Jones se apuntaba un 0,7%; el S&P 500, alrededor de un 1,10%; y el Nasdaq, un 1,5%. Y eso que la macro estadounidense fue mixta: por un lado, el paro semanal se comportó mejor de lo esperado pero, por otro, las ventas de comercio al por mayor decepcionaron.

Sale dinero de los bonos y del oro y entra en el crudo

A las subidas de las Bolsas, es decir, a las compras de acciones, acompañó la venta de bonos y, por tanto, los incrementos de las rentabilidades. Éstos fueron más modestos en Estados Unidos que en Europa y, en el Viejo Continente, fueron más intensos en la periferia que en el centro. Así, mientras la rentabilidad del bono americano a diez años pasó del 1,74% al 1,75%, la de su comparable alemán subió del -0,58% al -0,56%, la del español avanzó del 0,16% al 0,21% y la del italiano, del 1,41% al 1,52%. 

En coherencia con la mayor confianza en los activos de riesgo que reflejan la subida de las Bolsas y las ventas de bonos, en el oro hubo una toma de beneficios: al cierre de la sesión retrocedía un 0,23%, hasta perder los 1.500 dólares la onza que recuperaba ayer por primera vez desde 2013. Por el contrario, ante la menor aversión al riesgo de los inversores, el crudo rebotaba: el barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 2,56%, hasta los 57,67 dólares; y el barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, sumaba un 3,35%, hasta los 52,80 dólares. La semana para el Brent arrancó en los casi 62 dólares y la del West Texas, en los 55,66.

Claves de la jornada

- El Ibex-35 cerró la sesión con una subida del 1,41%, para cerrar en los 8.869 puntos.

- Sólo tres valores cerraron a la baja y, además, con pérdidas muy pequeñas: Red Eléctrica (-0,31%) y Siemens Gamesa y Mediaset (-0,08%). Ence y ArcelorMittal fueron los mejores, con ganancias de más de un 4%.

- Un síntoma de la mejora del ánimo de los inversores se observó en el oro, que cayó por primera vez esta semana: corrigió un 0,23%, para perder los 1.500 dólares la onza.