El Ibex-35 rebasa lo 9.300 puntos con el impulso de China y Wall Street

El Ibex-35 rebasa lo 9.300 puntos con el impulso de China y Wall Street
EFE

Las acereras y los bancos, protagonizaron la jornada del selectivo español

CRISTINA VALLEJOMadrid

Los inversores, en la primera parte de la sesión, mostraron dudas: ¿Había que tratar de conquistar los 9.300 puntos o era mejor mantener la prudencia y tomar posiciones, pero no asumir niveles tan elevados de Ibex-35? A partir de las dos y media de la tarde resolvieron sus incógnitas y optaron por comprar sin miedo a sobrepasar otra cota importante para el indicador. Así, al cierre de la sesión, el índice daba un último cambio en los 9.341,7 puntos, lo que supone un ascenso del 1,1%.

En el selectivo español, triunfaron las acereras: ArcelorMittal se anotó un 5,49%, mientras que Acerinox sumó un 3,65%. También destacaron los bancos: CaixaBank, BBVA y el Sabadell avanzaron más de un 4%. Bankinter, el Santander y Bankia se revalorizaron más de un 3%.

En negativo, sólo ocho valores. Enagás y Red Eléctrica fueron los peores, con pérdidas de un 1,31% y de un 1,13%, respectivamente. A continuación se colocó IAG, que perdió un 0,81%. Después, dos de los grandes valores: Iberdrola e Inditex, que se dejaron un 0,72% y un 0,42%, respectivamente. Meliá, Endesa y Colonial completaron la lista de valores a la baja. En definitiva, las mejores acciones fueron, sobre todo, las cíclicas y las financieras, y las peores, las más defensivas.

En el resto de Europa, subidas también. El mejor indicador fue el Dax alemán, que se anotó un 1,35%. El Ftse Mib de Milán subió el idéntico 1,1% que ganó el Ibex-35. El Cac 40 francés se apuntó un 1,03%, mientras que el PSI-20 de Lisboa se anotó un 1%. El Ftse 100 británico fue el peor, con un descenso del 0,52%.

Wall Street y China, claves del día

Esa fortaleza mostrada en los mercados europeos fue, probablemente, por el importante impulso con que arrancaba la Bolsa americana la sesión. El Dow Jones, al cierre de la sesión europea, se anotaba un 1%, al igual que el Nasdaq. Mientras, el S&P 500 avanzaba un 0,80%.

Y eso que la agenda macroeconómica de la sesión americana fue mixta. Por un lado, las ventas minoristas cayeron por sorpresa en febrero (aunque se revisaron al alza para el mes de enero). Mientras, los índices de gestores de compras del sector manufacturero se colocaron o bien en línea, o bien por encima de lo esperado por los analistas, al igual que el gasto en construcción o los inventarios de negocios.

Pero, quizás, más que la agenda macro de la sesión, lo que animó a las Bolsas fue la agenda económica de China. El índice de gestores de compras de los sectores industrial y servicios superaron expectativas. Especialmente importante fue que el del sector manufacturero pasara desde los 49,2 hasta los 50,5 puntos, cuando el consenso de analistas esperaba que continuara en fase contractiva, es decir, por debajo de los 50 puntos. Si eso ha sucedido con el indicador oficial, referido sobre todo a las grandes compañías estatales, el Caixin, privado, referido en mayor medida a las empresas de tamaño medio, también superó expectativas, al pasar de los 49,9 hasta los 50,8 puntos, cuando se esperaba que se situara en los 50 puntos. Con ello, las acciones chinas marcaban su nivel más alto desde el pasado mayo, mientras que el mercado de Hong Kong entraba en fase alcista. Ello porque los datos permitían descartar el peor escenario para China.

Las Bolsas «pasan» de la mala macro europea

La fortaleza de Wall Street y los buenos datos macro de China compensaron los malos que se publicaron en Europa. Por un lado, el índice de gestores de compras del sector industrial definitivo para el mes de marzo se revisó a la baja, hasta los 47,5 puntos, su nivel más bajo desde 2013. Además, la estimación del IPC para el mes de marzo cayó una décima por sorpresa, para situarse en el 1,4%, con la inflación subyacente en el 0,8%. Pero si no cotizó muy mal en el mercado fue porque los analistas comentan que, como Europa es un mercado tan abierto y tan dependiente de China, la mejora de las cifras del gigante asiático puede favorecer también una remontada de los números macro del Viejo Continente.

En el mercado de bonos también cotizó la recuperación macro que se atisba en China. Así, la rentabilidad de los títulos alemanes a diez años pasó desde el -0,07% hasta el -0,03%. El de sus comparables americanos, desde el 2,40% hasta el 2,48%.

En el mercado de divisas, el euro, que se movía antes de la apertura de la Bolsa de Nueva York en el entorno de 1,1240 unidades, al cierre de la sesión rondaba el nivel de 1,1215 unidades.

En el mercado de materias primas, nuevas subidas para el barril de Brent: al cierre, se anotaba un 0,47%, hasta los 68,71 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se apuntaba un 1,70%, hasta los 61,16 dólares, máximos desde el pasado mes de noviembre. El oro, por su parte, se dejaba un 0,10%, hasta los 1.291 dólares.

Claves de la sesión:

-El Ibex-35 cerró la sesión con una subida del 1,10%, hasta los 9.341,70 puntos.

-ArcelorMittal fue el valor más rentable, con una subida del 5,49%. En rojo, los peores fueron Enagás y Red Eléctrica, con descensos de más de un 1%.

-Los tipos de los bonos subieron a nivel global: el interés de los títulos americanos a diez años subió desde el 2,40% hasta el 2,48%.