Llegan los nuevos billetes de 100 y 200 euros, de tamaño similar a los de 50

Nuevos billetes de 100 y 200 euros (anverso y reverso). /R. C.
Nuevos billetes de 100 y 200 euros (anverso y reverso). / R. C.

Este martes entran en circulación con nuevos elementos de seguridad que permiten identificarlos fácilmente al girarlos

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Si a partir de este martes cae en sus manos uno de los billetes de 100 o de 200 euros cuando retire dinero del cajero o realice alguna compra podrá comprobar cómo se ha reducido su tamaño, igualándose a los billetes de 50 euros. Esa es una de las novedades prácticas más relevantes de la nueva serie Europa, que el Banco Central Europeo (BCE) ha puesto desde esta mañana en circulación en toda la zona euro.

Los nuevos billetes de 100 y 200 euros tienen la misma altura que los de 50, de tal modo que son más fáciles de manejar a la hora de incluirlos, por ejemplo, en las carteras y monederos. Ya no será tan farragoso doblarlos para guardarlos en cualquier soporte, evitando así, al mismo tiempo, un desgaste más rápido, como el que sufrían esos billetes de mayor valor hasta ahora. Además, también serán más fáciles de procesar en las máquinas automáticas de venta.

Esta nueva serie de 100 y 200 euros incorpora unos elementos de seguridad mejorados que pueden comprobarse fácilmente por parte de los ciudadanos con el método «toque, mire y gire».

En la parte superior de la banda plateada, un holograma con satélite muestra pequeños símbolos «€» que, al inclinar el billete, se mueven alrededor del número que indica su valor y se aprecian con más claridad bajo una luz directa. La banda plateada también muestra el retrato de Europa, el motivo arquitectónico y un símbolo «€» grande. Asimismo, los nuevos billetes de 100€ y 200€ incorporan un número verde esmeralda mejorado. Aunque el número verde esmeralda aparece en los demás billetes de la serie Europa, en esta versión mejorada pueden apreciarse también símbolos «€» dentro del número.

El billete de 100 euros es el tercero más usado por los europeos después de los de 50 y 20 euros. Su demanda está aumentado a un ritmo del 7,6%, mientras que la de los 200 euros lo hace a un ritmo del 8,6%, según los datos del BCE. Los billetes antiguos de ambas modalidades seguirán siendo igual de válidos, aunque se irán retirando paulatinamente de la circulación, como ya ocurrió con el resto de billetes renovados por parte del supervisor.