Los precios se abaratan en la recta final del año, sobre todo la gasolina

La inflación se reduce medio punto hasta el 1,2%, lo que permite a pensionistas y funcionarios ganar poder adquisitivo

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Los precios experimentaron un fuerte retroceso en la recta final del año. Así, en los dos últimos meses, el Índice de Precios de Consumo (IPC) se redujo más de un punto hasta lograr cerrar el año con una tasa del 1,2%, muy inferior a las previsiones que se manejaban y lejos del entorno del 2% que mantuvo durante la mayor parte del año, según el dato confirmado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así, los precios son hoy de media un 1,2% superiores a hace un año, aunque por ejemplo las patatas se situaron en la zona alta de la tabla y dispararon su precio un 11%, mientras que el aceite se colocó al otro extremo al abaratarse un 12%.

La razón de la fuerte caída que experimentó la inflación en el mes de diciembre (cuatro décimas menos que en noviembre y cinco menos en tasa interanual) está en la moderación de los precios de los productos energéticos, que redujeron más de cuatro puntos su ritmo de crecimiento interanual hasta el 2,1%, principalmente por el abaratamiento de los carburantes (tanto gasoil como gasolina) y lubricantes.

Se trata de la vigésima octava tasa positiva que encadena la inflación interanual, que termina una décima por encima de lo que cerró 2017 pero, a diferencia de un año atrás, la mayor parte de ciudadanos no han perdido poder adquisitivo, sino que lo han ganado. Así ha sido para los más de 9,6 millones de pensionistas, que durante el pasado año ganaron poder de compra al revalorizarse sus prestaciones con carácter general un 1,6% (un 3% para las rentas más bajas), lo que supone al menos cuatro décimas más que el IPC; esto dista de la mínima subida que tuvieron en 2017 del 0,25%, frente a un IPC del 1,1%. Pero es que además el Gobierno aprobó a finales de diciembre una nueva actualización de las pensiones de acuerdo al IPC real, y para ello tomó como referencia la media internanual de la inflación desde diciembre de 2017 hasta noviembre pasado. Al situarse ésta en el 1,7%, el próximo febrero les abonará una paga extra con la décima de desviación, lo que supondrá un coste para el Estado de 244 millones, algo que podría haberse ahorrado si hubiera tomado como referencia la de diciembre, como había barajado previamente.

Pero además los más de 2,5 millones de funcionarios también ganarán poder adquisitivo después de que el año pasado sus remuneraciones crecieran un 1,75%, un alza que este año se eleva hasta el 2,25% (ampliable hasta el 2,75% si se cumplen ciertos requisitos). Incluso con carácter general la subida de los sueldos en los nuevos convenios colectivos están pactadas con los sindicatos en el 1,95% de media, lo que supone un aumento del poder de compra de más de siete décimas.

La fruta se encarece

Entre los grupos que contribuyeron a la moderación de la tasa interanual del IPC se encuentran el transporte, que recortó más de 3 puntos su tasa anual hasta el 0,2%, por el abaratamiento de los carburantes; la vivienda, cuya tasa anual bajó tres décimas, hasta el 2,5%, por el menor coste del gasóleo para calefacción, y los hoteles, que redujeron tres décimas su nivel, hasta el 1,8%, por el abaratamiento de los servicios de alojamiento.

Los precios de la alimentación no elaborada, por su parte, aumentaron el 3,2% interanual, tres décimas menos que en noviembre, destacando el menor incremento de los precios de las legumbres y hortalizas frescas (2,7%,casi cuatro puntos menos que en el mes previo), mientras que los de las frutas frescas se aceleraron casi un punto y medio, hasta el 5,9%, según resalta el Ministerio de Economía.

La tasa anual del IPC disminuye en todas las comunidades autónomas en diciembre respecto a noviembre. Los mayores descensos se producen en Castilla-La Mancha y Extremadura, con bajadas de ocho y siete décimas, hasta el 1,2% y el 1,1%, respectivamente. Por el contrario, Canarias es la comunidad donde menos se ha reducido la tasa de inflación, dos décimas hasta el 1,4%.

Por otra parte, la tasa interanual del IPC armonizado (IPCA) dosminuye también medio punto en diciembre hasta el 1,2%, frente a una tasa adelantada por Eurostat para el conjunto de la zona euro del 1,6%, lo que supone un diferencial de inflación favorable a España de 0,4 puntos porcentuales.

Temas

Ine, Ipc
 

Fotos