El Ibex dejará de estar obligado a rendir cuentas cada trimestre

Palacio de la Bolsa de Madrid. /R. C.
Palacio de la Bolsa de Madrid. / R. C.

La nueva Ley de Sociedades de Capital exime a las compañías cotizadas de presentar resultados cada tres meses al igual que ocurre en el resto de Europa, donde los publican de forma voluntaria

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Las empresas cotizadas no tendrán la obligación legal de presentar resultados cada trimestre ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), y por tanto de forma pública, como ocurre hasta ahora. Las grandes compañías que integran el Ibex-35, y el resto de sociedades que cotizan en el Mercado Continuo lo harán si así lo consideran oportuno, pero solo de forma voluntaria. La única obligación llegará cada semestre (a mediados de año y al final del ejercicio).

Así lo establece el anteproyecto de Ley por la que se modifica la Ley de Sociedades de Capital, y cuyo texto se encuentra en proceso de audiencia pública hasta el próximo 14 de junio en el Ministerio de Economía. Esa norma incluye la derogación del artículo 120 de la Ley del Mercado de Valores, donde se incluía hasta ahora la obligación de las empresas cuyas acciones cotizan en mercados regulados de publicar información financiera trimestral. «Esto supone homologar la norma española con la de la práctica totalidad de países de la UE y con todos los mercados relevantes en Europa», destaca el departamento dirigido por Nadia Calviño.

Cuando la ley esté en vigor, las empresas que lo deseen seguirán presentando información trimestral de forma voluntaria. Pero aquellas a las que les suponga una «carga excesiva» o que perciban que les implica «sufrir presiones cortoplacistas» podrán no hacerlo. Esa es la justificación que Economía esgrime en la Exposición de Motivos de la nueva norma, que deriva de una directiva europea.

Hasta ahora, España era prácticamente el único país que seguía obligando a las compañías a rendir cuentas públicas cada tres meses ante el regulador. Entre todos los sectores solamente los grandes bancos organizan presentaciones ante los medios para explicar sus resultados de forma trimestral.

El hecho de que en el mercado bursátil español aún se obligue a las cotizadas a publicar sus resultados trimestrales supone una «desventaja» con respecto al resto de la UE, según fuentes del supervisor bursátil. Implica una carga administrativa menos, tienen menos análissi y valoraciones de los expertos y sus planteamientos no responden tanto a las necesidades de corto plazo de saber que tienen que rendir cuentas frente al mercado.

El presidente de la CNMV, Sebastián Albella, ya criticó a finales del año pasado esta situación. «Esto puede hacer que nuestro mercado sea menos atractivo», indicó entonces. Albella reconoció que el 80% de las empresas cotizadas ofrece esta información trimestral, pese que no sea una exigencia reflejada negro sobre blanco, y que su deseo es que sigan publicándola pero que deje de ser una obligación. Es uno de los factores que resta competitividad a la Bolsa española. De hecho, al menos entre las grandes cotizadas (bancos, energéticas, infraestructuras y servicios o telecomunicaciones) no se espera que dejen de publicarlos, aunque sea voluntariamente, como venían haciendo hasta ahora.

Respecto a la obligación de entregar información de los trimestres concluidos el Albella ha recordado que España es uno de los pocos países de la UE que exige información financiera a cierre de marzo y de septiembre. Europa, a través de una directiva publicada en noviembre de 2013, eliminó la obligación de que las empresas cotizadas la obligación de publicar una declaración intermedia o un informe financiero trimestral, si bien España fue el único país, junto con Polonia y Rumanía que lo siguen exigiendo.