Cae el número de empresas que cotizan en León pero se generan 5.000 empleos más desde 2017

Cae el número de empresas que cotizan en León pero se generan 5.000 empleos más desde 2017Gráfico

La provincia ha perdido 20 empresas respecto al pasado año, pero ha aumentado el número de personas inscritas en la Seguridad Social

ICAL

La creación de empresas que cotizan a la Seguridad Social se encuentra prácticamente estancada en la Comunidad y si crece ligeramente lo hace gracias a los servicios y a la construcción, porque el sector industrial, la gran apuesta política de la Comunidad, por su alto valor añadido y su empleo de calidad, retrocede.

Desde la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale) se argumenta que las industrias que desaparecen son las que aún no tienen personalidad jurídica y las que se encuentran en la horquilla de las denominadas micropymes. En este sentido, la patronal destaca que los datos reflejan que la actividad industrial se consolida en las compañías con mayor dimensión, que aumentan en número, evolución que corrobora el aumenta del empleo en el sector industrial castellano y leonés.

Los datos que maneja el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social indican que el número de empresas cotizantes en León se situó al cierre del primer semestre de 2018 en 13.067, 20 menos que hace un año, lo que supone un retroceso del 0,2%.

En Castilla y León se han registrado 70.421 compañías, con un exiguo crecimiento del 0,3 por ciento, es decir, 243 actividades más que hace un año. Este dato contrasta con el crecimiento del emprendimiento en el conjunto nacional, que avanzó un dos por ciento, hasta las 1.342.696 empresas.

El comportamiento sectorial de la creación de empresas fue dispar en el periodo de estudio. La actividad industrial fue la única que registró un retroceso en el número de empresas y llegó a finales de junio con 6.875, con una merma del 0,6 por ciento y 41 menos que en 2017 por las mismas fechas.

La construcción, por el contrario, lideró el crecimiento relativo en el número de empresas cotizantes, con un avance de 1,4 puntos porcentuales y 105 actividades más que en 2017, hasta un total de 7.733. En términos absolutos, sin embargo, el mayor crecimiento fue para los servicios, que sumaron 142 empresas, con un aumento del 0,3 por ciento, hasta las 49.802. En cuanto al sector primario, se contabilizaban a finales del primer semestre, 6.011 empresas en la Comunidad, 37 más o un 0,6 por ciento por encima de las activas un año antes.

Dinamismo laboral

El escaso crecimiento del número de empresas no impidió sin embargo un dinamismo importante del mercado laboral, ya que al finalizar el primer semestre las empresas de la provincia cotizaban por 106.834 trabajadores, 5.101 más que hace un año, lo que supone un aumento del 5%.

En Castilla y León se tienen registrados 644.793 trabajadores, lo que supone 29.953 más que un año antes, con una subida relativa del 4,9 por ciento. Con todo, el empleo creció más en España, donde se incrementó un 5,5 por ciento en las empresas que cotizan, hasta 13.851.749 empleados.

El sector que más empleo generó fue el terciario con diferencia, donde se generaron 23.474 puestos nuevos de trabajo, con un aumento porcentual del 5,4 por ciento, hasta los 454.737. Sin embargo, fue la construcción donde crecieron más en términos relativos, un 8,8 por ciento, con 3.176 empleos más, hasta los 39.118.

La industria también generó empleo, pese a su retroceso en el número de actividades, con 3.487 puesto más y un aumento del 2,8 por ciento, hasta los 129.129 empleados. Por el contrario, el sector primario destruyó 184 empleos, con una merma del 0,8 por ciento, hasta los 21.809.

Cabe destacar en este contexto, que la contratación estuvo marcada por el sector servicios, y los trabajadores temporales crecieron en la Comunidad, un 5,6 por ciento, hasta 211.268, cuando los indefinidos lo hicieron solo un 4,5 por ciento, con 433.525. Asimismo, los empleados a tiempo parcial, 156.276, aumentaron un 5,3 por ciento, cuando los contratados a jornada completa, 488.517, solo lo hicieron un 4,7 por ciento.

Cecale

Desde Cecale también se apunta que la industria de Castilla y León continúa creando empleo y, en general, las industrias con cierta dimensión ganan en consolidación, a la vez que se reconoce que la 'tasa de mortalidad' del emprendimiento en este sector es más temprana y más elevada en comparación con el sector de la construcción y el terciario.

No obstante, la patronal insiste en que las industrias deben ganar en dimensión, por lo que reclama a las administraciones apoyo y formación no solo para la apertura de un nuevo negocio, y considera crucial el acompañamiento al emprendedor durante los dos primeros años de actividad. Además, también apunta que no sólo son necesarias medidas que impulsen el emprendimiento industrial, sino también es importante incidir en aquellas que vayan dirigidas a que las empresas adquieran una mayor dimensión. En este sentido, es necesario que se acometan las modificaciones necesarias en el ámbito mercantil, jurídico y laboral con el fin de que se doten de mayor flexibilidad, y se adapten a las distintas situaciones de los sectores y proyectos.

Provincias

Un análisis provincial revela que el número de empresas durante el periodo de estudio sólo disminuyó en Palencia (5.026), un 0,8 por ciento; en León (13.067), un 0,2 por ciento; y en Segovia (5.603), un 0,1 por ciento. Por el contrario, crecieron más en Ávila (5.365), un 1,6 por ciento; seguida de Valladolid (15.769), un 1,1 por ciento; Salamanca (10.643), un 1,3 por ciento; Soria (3.027), un uno por ciento; Zamora (5.630), un 0,6 por ciento; y Burgos (11.095), un 0,3 por ciento.

En cuanto al empleo generado por estas actividades, se elevó en Soria (27.912) y Zamora (35.544), un 5,1 por ciento en cada una; en León (106.834), Segovia (40.985) y Valladolid (159.791), un cinco por ciento, en los tres casos; en Burgos (111.352), un 4,9 por ciento; en Salamanca (81.895), un 4,8 por ciento; y en Ávila (33.961) y Palencia (46.519), un 4,2 por ciento, en los dos.

 

Fotos