Iberia cifra el seguimiento de la huelga del personal de tierra en un 15%

Iberia cifra el seguimiento de la huelga del personal de tierra en un 15%

El paro ha provocado la cancelación este sábado de 62 vuelos en un fin de semana de alta intensidad de operaciones

EFE

Iberia ha cifrado este sábado en un 14,91% el seguimiento, hasta las 13.00 horas, de la huelga del personal de tierra de la compañía en el aeropuerto de Barcelona-El Prat y ha asegurado que el paro se está desarrollando sin incidencias y cumpliéndose los servicios mínimos.

En un comunicado, la compañía ha señalado que las alteraciones registradas durante el día han sido debidas a las tormentas que han provocado que durante casi una hora no despegara ningún avión del aeropuerto barcelonés.

Debido a las malas condiciones atmosféricas, según Iberia, AENA ha tenido que decretar la «alerta máxima por caída de rayos» y durante media hora se han paralizado todas las operaciones -ni despegues ni aterrizajes- en el aeropuerto.

Estabilizar el empleo

El motivo de la huelga es que los trabajadores exigen estabilizar el empleo, transformando la totalidad de los empleados fijos a tiempo parcial en fijos a tiempo completo, y pasar a fijos a 400 trabajadores eventuales, de una plantilla de más de 1.000 personas.

Los representantes de los trabajadores creen que eso solucionaría la mayoría de problemas que sufre actualmente la plantilla, como el «abuso de horas extraordinarias obligatorias» o la reorganización de turnos y horarios que permitirían a la plantilla de Iberia Barcelona trabajar en «condiciones dignas».

Desde primeras horas de la mañana, la afluencia de pasajeros en el aeropuerto es la normal en un fin de semana de julio y no se están produciendo aglomeraciones de viajeros, ya que, tras decretarse los servicios mínimos el pasado jueves, las compañías aéreas afectadas por la huelga desviaron al pasaje afectado por la huelga a otros vuelos e informaron a aquellos que no podían ser recolocados para que ya no acudieran a El Prat.

Los paneles informativos del aeropuerto explican asimismo a los pasajeros sobre el conflicto laboral.

Sin acuerdo

Ayer por la tarde, los representantes del comité y de la empresa mantuvieron una reunión en el departamento de Trabajo de la Generalitat para intentar desbloquear la situación, pero acabó sin acuerdo bien entrada la noche.

Sindicatos y empresa no lograron ponerse de acuerdo tras más de seis horas y media de negociaciones: los primeros aseguraron que Iberia había sido «intransigente» y no había hecho ninguna oferta, mientras que la dirección se escudó en que las reivindicaciones de los trabajadores están fuera del ámbito de las competencias del comité de empresa en el aeropuerto barcelonés.

La convocatoria de huelga ha obligado a cancelar decenas de vuelos en El Prat durante todo el fin de semana, ya que el personal de tierra de Iberia presta servicio a 27 aerolíneas, entre ellas Vueling, British Airways, Air Lingus o Level.

Vueling, la aerolínea que más vuelos opera en El Prat, es la compañía más afectada, con la cancelación de 112 vuelos, lo que afectará al 7 % de los viajeros, el 95 % de los cuales serán reubicados en otros aviones el mismo día o el siguiente.

El Ministerio de Fomento decretó el pasado jueves servicios mínimos del 100 % de los vuelos domésticos con territorios no peninsulares, el 54 % de los internacionales y el 32 % de los peninsulares cuya alternativa de transporte sea inferior a cinco horas.

Derecho a ser indemnizados

La Organización de Consumidores y Usuarios ha recordado a las personas afectadas por la huelga de personal de tierra de Iberia que, en caso de que su vuelo sea retrasado o cancelado, tienen derecho a compensaciones como asistencia, reembolso del coste íntegro del billete o un transporte alternativo.

La OCU subraya en un comunicado con recomendaciones publicado en su perfil de Twitter que, ante la cancelación de un vuelo, los pasajeros tienen derecho a la devolución automática del importe íntegro del billete si esta se ha producido con menos de siete días de antelación, a no ser que se ofrezca otro vuelo que salga con un máximo de una hora de antelación respecto a la hora prevista y llegue al destino con menos de 2 horas de retraso.

Si la cancelación se hace entre 14 y 7 días de antelación sobre la hora de salida prevista, el pasajero puede reclamar indemnización automática si no le ofrecen un transporte alternativo que le permita salir con no más de dos horas de antelación a la salida prevista y le permita llegar a su destino final con menos de cuatro horas de retraso respecto a la hora prevista.

En caso de que la cancelación corresponda a un vuelo programado a dos semanas o más, el pasajero tiene derecho al reembolso del importe del billete.