Tres de cada cuatro empresas familiares aumentaron su facturación en 2018

Trabajadores en una fábrica./Efe
Trabajadores en una fábrica. / Efe

El 64% de este tipo de compañías incrementó también su plantilla el año pasado, once puntos por encima de la media europea

E. Martínez
E. MARTÍNEZMadrid

Las empresas familiares comienzan a sentir el fin de la crisis y a vivir los primeros años de la buena marcha de la economía después de tiempos difíciles. Así lo revela este lunes el Barómetro Europeo de la Empresa Familiar elaborado por KPMG, que desvela que tres de cada cuatro empresas familiares ha incrementado su facturación en los últimos doce meses. Además, en materia de empleo, el 64% de estos empresarios asegura haber ampliado plantilla en 2018. Estas cifras son muy positivas, ya que aumenta en un 5% las del año pasado y se supera holgadamente a la media europea, que solo llegan al 53%.

Volviendo a la facturación, la cifra de empresas (74%) que han aumentado la misma este año es cuatro puntos superior a la de 2017 y «notablemente» más elevada que el 64% de la media europea. En este punto el informe destaca que España ha sido el país que ha mostrado mejores resultados en términos de facturación, seguido de Italia y Francia, ambas con un 72%.

Pese al panorama positivo, también hay incertidumbres que planean sobre estas empresas, como el mantenimiento de la rentabilidad (42% de los encuestados), la dificultad para encontrar los perfiles adecuados a sus ofertas de empleo (38%) o incluso la incertidumbre política (35%). Además, como consecuencia directa de la recuperación de la economía española, ha descendido el fomento de la búsqueda de mercados exteriores. Así, el 64% de las empresas familiares afirma haber incrementado su actividad en el exterior en el último año, seis puntos menos que en 2017.

Otro de los datos positivos es que ocho de cada diez asegura tener confianza en la situación de su empresa familiar para 2019, frente al 73% de las europeas.

Contenido Patrocinado

Fotos