Cabify vuelve a operar en Barcelona

Cabify vuelve a operar en Barcelona
efe

Adecúa su servicio a las «restricciones» del Govern, que obliga a contratar uno de estos coches con al menos 15 minutos de antelación

COLPISA

Cabify comenzará de nuevo a operar en Barcelona este jueves, 7 de marzo, tras adecuar su servicio de vehículo de alquiler con conductor (VTC) a las nuevas «restricciones» aprobadas por el Govern de Cataluña, que obliga a contratar uno de estos coches con una antelación mínima de quince minutos.

Así lo anunció la plataforma a través de un comunicado, que, a pesar de «no estar conforme» con las nuevas reglas de juego, decide volver a la Ciudad Condal para «rescatar» al sector y sus «miles de puestos de trabajo» y para ofrecer un «servicio de calidad a los usuarios».

La compañía española de movilidad con más de 25 millones de descargas en su app reabre de nuevo mañana su aplicación, con una flota inicial de 300 vehículos, y justo algo más de un mes después de que el pasado 1 de febrero dejara de operar al entrar en servicio el Decreto con el que el Govern de la Generalitat reguló el sector, una norma que obliga a contratar con antelación estos servicios.

La referida normativa - aprobada por el Govern el 29 de enero y convalidada por el Parlament el pasado 28 de febrero-, supuso la expulsión de las empresas de VTC de la Ciudad Condal y, en consecuencia, obligó a Cabify a paralizar su servicio. La principal preocupación de Cabify desde entonces ha sido la definición de un nuevo modelo que, ajustándose a las restricciones introducidas, permita a los usuarios contar de nuevo con alternativas eficientes de movilidad.

Ahora, tras un paréntesis de algo más de un mes, Cabify vuelve a operar en Barcelona. Para ello, ha adaptado la contratación del servicio de movilidad que ofrece a los usuarios a través de su aplicación a los requisitos que exige la normativa catalana.

Desde Cabify aseguran que esperan «que el futuro» les dé la oportunidad de tener un debate con rigor sobre la movilidad en Barcelona. La compañía quiere tener «un papel activo» en lo que es «un desafío fundamental para la calidad de vida de los ciudadanos», afirmó Juan de Antonio, fundador y CEO de Cabify.

«Estamos convencidos de que los usuarios respaldan el regreso de Cabify a Barcelona, que afrontamos con responsabilidad y también con confianza, puesto que son muchos los actores de la sociedad civil que públicamente han manifestado que nuestra marcha definitiva empobrecería la movilidad pero también la vida en Barcelona», agregó.

Más información