Amazon, Google y Twitter disparan sus beneficios pese a la vigilancia de los reguladores

Amazon, Google y Twitter disparan sus beneficios pese a la vigilancia de los reguladores
RC

Los gigantes digitales elevan sus ganancias un 49%, 32% y un 713% más respectivamente en el primer semestre, sin que les hayan afectado las últimas investigaciones

E. Martínez
E. MARTÍNEZMadrid

Tienen a las autoridades mirando con lupa su actividad por la amenaza de que el enorme tamaño que han tomado lleve a prácticas monopolistas. Sin embargo, los gigantes digitales Alphabet (matriz de Google), Amazon y Twitter parecen haberse acostumbrado a este escrutinio tanto en Europa como en Estados Unidos y volvieron a batir récord de beneficios tras la presentación de los resultados del segundo trimestre.

En el caso de Google, registró unos beneficios de 14.900 millones de euros hasta junio, lo que supone un aumento de casi el 32% respecto al año pasado. La firma con sede en Mountain View (California) ingresó nada menos que 67.614 millones de euros, un 18% más que en 2018, por lo que sus accionistas se vieron compensados con 21,47 euros por título, frente a los 16,28 de hace justo un año.

Por ello, la multinacional ha aprovechado este gran momento para anunciar una recompra de sus acciones de clase C por valor de 25.000 millones de dólares (unos 22.450 millones de euros). Los ingresos de Google siguen proviniendo fundamentalmente de la publicidad, que en el último trimestre alcanzó los 29.283 millones de euros facturados, un 83,71% del total. El resto de ingresos llega, principalmente, de su plataforma de servicios en la nube, Google Cloud, y de la venta de dispositivos como el teléfono Pixel.

El incremento de los ingresos se explica porque Alphabet ha tenido que destinar menos dinero a las multas de los reguladores europeos por «suprimir la competencia» en la publicidad online, que este año ha sido 'solo' de 1.524 millones de euros, frente a los 4.550 millones de 2018.

Por el lado de la red social Twitter, sus beneficios netos se han disparado un 713% hasta los 1.177 millones de euros gracias a la subida de los ingresos procedentes de la publicidad, sobre todo en EE UU. Por el lado de la facturación, aumentó un 18% en el primer semestre hasta los 1.460 millones.

Y por parte del gran gigante de la venta online, Amazon, presentó unos beneficios de 5.550 millones de euros en el primer semestre, lo que supone un 49% más que en el mismo periodo del año pasado. Aún así, queda por debajo de las proyecciones de los analistas, debido sobre todo al aumento de costes por querer reducir a un solo día el tiempo de las entregas a sus clientes 'Prime'.

Los ingresos de la compañía con sede en Seattle se dispararon a nivel mundial hasta los 110.600 millones de euros, lo que supone 7.000 millones más que el año pasado. En cuanto a los beneficios por acción, los inversores de Amazon lograron unas ganancias de 11,29 euros por título en los últimos seis meses, frente a los 7,70 de hace un año.