La economía crece al ritmo más bajo desde 2014, aunque aguanta en el 2,5%

El consumo tiró del crecimiento en 2018./Archivo
El consumo tiró del crecimiento en 2018. / Archivo

Tras subir un 0,7% en el cuarto trimestre del año, la tasa final se sitúa una décima por debajo de la prevista por el Gobierno

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

España sigue creciendo a un nivel muy superior a la media de la eurozona, pero la ralentización es evidente. A principios de este mes el Gobierno adelantaba el dato del cierre del PIB para 2018 y lo situaba en el 2,6%, el ritmo más bajo de crecimiento desde 2014. Pues bien, este jueves el INE ha desvelado el dato y lo rebaja una décima respecto a esas estimaciones hasta el 2,5%.

La economía creció así medio punto menos que en 2017 pese al fuerte avance del 0,7% en el cuatro trimestre, una décima más de lo que avanzó en los tres trimestres precedentes. Este aumento del 0,7% sí coincide con lo que preveía el Ejecutivo para este cuarto trimestre, superando las expectativas de otros organismos como el Banco de España. Lo que sí acertó el BdE es la tasa de crecimiento anual, que la situó en el 2,5%.

Este avance se logra por un fuerte impulso del consumo, según los datos ofrecidos por el INE. Así, la demanda nacional se sitúa en el 2,9%, una tasa similar a la de 2017. Eso sí, la demanda externa restó cuatro décimas al avance del PIB, medio punto menos del dato de 2017.

Ante esta ralentización del PIB, la ministra de Economía, Nadia Calviño, aseguró este jueves en declaraciones a Onda Cero que «no es preocupante» porque España sigue creciendo por encima de la media comunitaria y de los países de su entorno. «Al final ha estado ligeramente por debajo (de las estimaciones del Gobierno)», dijo.

«Lo normal en un ciclo económico es que después del máximo de 2015 es que el crecimiento se vaya moderando poco a poco. Tenemos un esquema de crecimiento robusto que se irá manteniendo en este ejercicio, aunque hay muchas incertidumbres internacionales», explicó Calviño en referencia al 'brexit' o a la guerra comercial de EE UU y China.

Empleo al alza

Respecto al empleo, aumentó un 2,6% en el cuarto trimestre en tasa interanual, una décima más que el anterior. Este avance supone la creación de 463.000 puestos de trabajo a tiempo completo en un año.

La industria y la agricultura son los sectores que más pierde, 1,5% menos que en el trimestre anterior, pero los servicios suben un 2,7% y el que más la construcción con un 11,5%, lo que supone el quinto trimestre consecutivo al alza. La remuneración media ha subido un 1,5%, cuatro décimas más que el año pasado.

En estos datos «extremadamente positivo» hizo hincapié la ministra de Economía, resaltando que el paro se ha reducido un 12% en 2018. «Tenemos que seguir aspirando a que se reduzca la tasa de paro y se cree más empleo pero son cifras muy notables y superiores a otras cifras del pasado«, explicó.

Eso sí, resaltó que su gabinete quiere cambiar la reforma laboral del Gobierno del PP para «atajar los elementos que hayan resultado excesivos», refiriéndose a problemas como la precarización del empleo y la «elevadísima» volatilidad de los contratos. La ministra confía en el consenso social para alcanzarlo, aunque su prioridad es mantener «el buen ritmo» de la creación de empleo.

Deuda superior

Los problemas que lastran el crecimiento económico son el alto nivel de deuda pública y el déficit de la Administración. Este jueves también se hicieron públicos los datos del cierre del año del endeudamiento del Estado, que aumentó en 35.679 millones en 2018, hasta superar el billón de euros (1,032 billones), la segunda cifra más alta de la serie histórica, según el Banco de España.

Este incremento supone una subida del 3,6% respecto al año anterior, un aumento de 2.485 millones respecto a noviembre. Se aproxima así al máximo histórico de septiembre, solo 2.000 millones por encima. Sigue la línea de las cotas históricas que ha venido marcando en los últimos años desde que sobrepasó el umbral de los 900.000 millones en el mes de septiembre de 2015.

 

Fotos